Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Mes: diciembre 2017

Crítica: En Realidad, Nunca Estuviste Aquí

Joaquin Phoenix es un actor que se prodiga lo justo en la gran pantalla, pero cuando lo hace deja muestras de su grandísima talla interpretativa, capaz de mejorar cualquier proyecto. Dos años después de su colaboración con Woody Allen en ‘Irrational man’ (2015), vuelve con este thriller sórdido y desgarrador de la mano de la directora Lynne Ramsay (‘Tenemos que hablar de Kevin’), donde borda el rol de una especie de justiciero a sueldo.

Joe es un veterano de las Guerras del Golfo que se ha especializado en rescatar a chicas explotadas sexualmente, una tarea para la que no tiene miramientos con los captores. Su nuevo cliente es un senador cuya hija adolescente ha sido raptada con el propósito de ser prostituida. Lo que para él supone un trabajo cotidiano, se complicará cuando entren en juego circunstancias imprevistas relacionadas con el reputado político.

El film, sin una historia de gran recorrido, comprime en 90 minutos esta intriga redonda en su concepción. No obstante, la puesta en escena peca de abusar de los flashbacks intermitentes, a modo de destellos que interrumpen la narración y acaban siendo innecesarios tras haber quedado suficientemente ilustrada la parte del pasado del protagonista que le atormenta.

Es notable como atempera la recreación de las secuencias más violentas para que las imágenes no resulten repulsivas, valiéndose para ello de la habilidosa aplicación de recursos técnicos como los juegos de luces o movimientos de cámara que nos permiten intuir, antes que ver, los detalles truculentos de las actuaciones de este tipo rudo y taciturno.

Entre el suspense y la acción, sin que decaiga un instante la tensión, nos lleva hasta un cierre frío pero certero y prácticamente el que mejor encaja con la trama, construida alrededor de un solo personaje que llena la pantalla, un antihéroe que no genera empatía alguna y aun así cautiva, al punto de que es difícil cuestionarle.

Estamos ante un estreno de altura no apto para todos los estómagos que, guardando las distancias, parece inspirado parcialmente en títulos tan reconocidos y aparentemente diferentes como ‘Taxi Driver’ y ‘Valor de ley’.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: SAW VIII

A estas alturas, una nueva entrega de tan longeva saga de terror poco puede sorprender al público para bien o para mal. Cuando han pasado ya trece años desde que se estrenara ‘Saw’, lo mejor que se puede decir de ella es que, reincidiendo en los argumentos habituales, salva dignamente un proyecto que no defraudará a sus incondicionales. Precisamente para esos aficionados está fundamentalmente concebido este film que contiene guiños a algunos de los títulos anteriores.

La mano de Jigsaw parece estar en el juego letal que tiene como víctimas a cinco desconocidos encerrados en las instalaciones de una granja, aunque, supuestamente, el maquiavélico asesino lleva tiempo enterrado. Todos esconden terribles delitos que deben reconocer si quieren seguir con vida. Mientras, un detective trata de obtener pistas partiendo de los datos que proporcionan las autopsias de los cadáveres que van apareciendo.

El guion opta acertadamente por diversificar los puntos de atención; de manera que el asfixiante escenario donde se suceden las sádicas pruebas a que son sometidos los prisioneros del psicópata, alterna el interés y la atención con la investigación policíaca. Con esto consigue matizar la parte ineludiblemente previsible de la película si atendemos a sus antecesoras y al mismo tiempo introduce pequeños giros e inquietantes detalles que confieren más acicates a esta otra vertiente de la historia, próxima a una típica intriga de cine negro.

En cualquier caso, lo digerible del resultado es meritorio si se toma en consideración que estamos ante una producción de serie B, sin un gran presupuesto y con un plantel de actores de segunda fila sin tirón en la cartelera. Esta limitación en los recursos se suple con el ingenio volcado en maximizar su rendimiento ante la cámara, lo que incluso le permite no desparramarse demasiado en los terrenos del gore.

A lo anterior se suma un gran golpe final, tan inesperado como maestro, que a muchos, y es admisible, les puede parecer una tomadura de pelo, pero seguro que no deja a nadie indiferente. La perspectiva cambia si se piensa que desde el principio la trama lanza un reto al espectador, invitándole a que participe y encuentre la respuesta correcta al enigma que plantea antes de que se llegue a su resolución.

El elenco rinde a la altura que requiere este relato coral, sin que pueda destacarse a ninguno de los intérpretes por encima del resto. Tampoco es que sus papeles sean especialmente exigentes y a varios de ellos seguro que este trabajo les da la visibilidad que no tenían hasta ahora.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: Tierra Firme

Tras el éxito de crítica y premios, más que de público, de ‘10.000 KM’ (2014), Carlos Marqués-Marcet, presenta su siguiente largometraje que, pese a manejar argumentos diferentes, emparenta con el anterior en tanto que ambos tienen como eje situaciones muy actuales tratadas con originalidad. Aquí, el resultado es una película aparentemente ligera, e incluso da la sensación de ser algo frívola a la hora de abordar el conflicto alrededor del que gira, lo que le resta un ápice de fuerza para optimizar sus posibilidades y le priva de una mejor conexión con el espectador.

Nos presenta a una pareja de chicas instaladas en un barco que surca los canales de Londres. Su armoniosa y romántica relación comienza a resquebrajarse cuando una de ellas manifiesta su deseo de ser madre, lo que coincide con la visita de un amigo de Barcelona que podría ser el donante de esperma perfecto; algo que su compañera no ve con buenos ojos.

La realización opta por conferir al relato un tono marcadamente intimista y verosímil, tanto que reincide demasiado e innecesariamente en los detalles escatológicos de la convivencia diaria. Ello no quita para reconocer el trabajo volcado sobre los protagonistas, a quienes hace madurar a lo largo de la historia de forma palpable.

En el fondo le da una vuelta y un enfoque remozado a las pautas que siguen los melodramas en que se ven involucradas tres personas, además de hablarnos de los sentimientos y la responsabilidad que genera la maternidad. En este punto el guion acierta al contraponer esa posibilidad con la postura de eludir tal compromiso, bien sea por miedo o por comodidad.

Sobre esos mimbres va construyendo un entramado emocional de dudas y reproches, de tesituras delicadas que llevan a los personajes a bretes psicológicos, al tener que tomar decisiones difíciles e inaplazables. Estos valiosos aspectos se muestran con contención, naturalidad y sutileza, sin énfasis, dejándolos fluir, como la propia embarcación, escenario principal de la acción. No obstante, la falta de firmeza, aprovechando la metáfora del título, se convierte en una virtud y a la vez, en un pequeño lastre que le lleva a proyectar sus intenciones con tibieza.

En lo que se refiere al reparto, es indiscutible la apreciable química que aciertan a generar Oona Chaplin, David Verdaguer y Natalia Tena, ésta última en un papel especialmente exigente que aprovecha para dejar notas de quien es ya una joven y excelente actriz con un futuro muy prometedor. Por su parte, Geraldine Chaplin asume en la ficción el rol de madre de su propia hija en realidad, haciendo valer su buen oficio.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: Paddington 2

Después de ‘El padrino’ y de ‘Alien’, habría que añadir este título como un claro ejemplo cinematográfico de excepción a la regla que dice: “nunca segundas partes fueron buenas”. En este caso el hecho es menos meritorio porque su predecesora se quedaba en una película entrañable pero discreta. Sin embargo, sorprendentemente, el mismo director y coguionista, Paul King, se supera con creces al firmar este largometraje familiar que rebosa ingenio por los cuatro costados, con un humor que funciona siempre y una trama en clave de thriller, salpicada de simpáticas ironías sobre tópicos de los dramas carcelarios. En los primeros minutos ya se percibe un gran derroche de imaginación acompañado de tal despliegue de medios que hacen augurar lo mejor, como así sucede.

Ante el inminente cumpleaños de su tía Lucy, Paddington encuentra en la casa de antigüedades del señor Glover el regalo perfecto para ella: un viejo libro pop-up con los lugares más emblemáticos de la ciudad. Para poder pagar su elevado precio se pone a trabajar, pero alguien se le adelanta y roba el preciado ejemplar.

La narración mantiene un ritmo idóneo a lo largo de todo el metraje, repartiendo la atención entre distintos personajes, con lo que consigue dotar al conjunto de un apreciable dinamismo. En ese marco se maneja con soltura, tanto cuando recurre al slapstick como a los diálogos chispeantes, aplicando con esmero los efectos visuales. Ello se puede apreciar en varias secuencias brillantes, destacando especialmente una que se mueve entre recortables a tamaño real o la trepidante persecución nocturna que lleva a cabo el protagonista por las calles londinenses, aparte del calculado y agitado clímax final.

En el reparto repiten la polifacética Sally Hawkins (‘Maudie, el color de la vida’), Hugh Bonneville (‘Monuments Men’) y los veteranos Julie Walters y Jim Broadent, pero quienes se hacen de notar son las nuevas incorporaciones. Así, Hugh Grant hace gala de su notable vis cómica en un papel intencionadamente histriónico y caricaturesco y pasa por ser una de las claves destacadas del film, redondeando su interpretación con el número musical que acompaña a los créditos de cierre. Otro fichaje de altura es el del irlandés Brendan Gleeson, que demuestra sus dotes camaleónicas una vez más.

Aunque se adelanta a las fechas navideñas, es desde ya una oferta muy a tener en cuenta para el disfrute de niños y adultos.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas