Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Mes: abril 2018

Crítica | Paella Today

Desde que ‘Ocho apellidos vascos’ (2014) triunfará en la taquilla, son varios los largometrajes nacionales que han intentado seguir su estela, explotando el choque de culturas y caricaturizando los elementos más populares del folclore local. En esa línea nos encontramos con esta producción imbuida de la frescura y el desenfado propio del carácter levantino, haciendo de ello su aspecto mejor tratado y compensando la endeblez de la historia con un agradecido toque mediterráneo.

La relación fraternal entre dos amigos de toda la vida se ve alterada por la visita de una atractiva joven que les roba el corazón. Mientras ambos piensan en ella como la pareja ideal, la recién llegada quiere pasarlo bien, disfrutando del “poliamor” sin complicaciones ni compromisos. Sorprendentemente, un concurso de paellas en el centro histórico de Valencia les proporcionará la solución a sus dilemas.

Al revés de lo que suele ser habitual, las secuencias menos acertadas las encontramos en el tramo inicial de la película. El relato se precipita con formas trasnochadas, lo que choca con la moderna y desinhibida propuesta en torno a la que se construye. Esa aceleración para alcanzar cuanto antes el eje argumental descoloca y lastra el visionado de esos compases de apertura.

Afortunadamente, asentada la situación sobre la que pivota el guion, gana en comicidad, no tanto en el apartado romántico, un tanto irregular, sino gracias a las pequeñas pero hilarantes aportaciones que incorporan los personajes secundarios y algunas intervenciones en clave de cameo. De manera que la sal gruesa que puntualmente emerge en ese triángulo amoroso queda compensada por los ingeniosos gags que, en paralelo, vertebran el desarrollo narrativo del film.

En los papeles protagonistas encontramos a Olga Alamán, que le insufla a su papel la desenvoltura y toque frívolo que precisa. Junto a ella, constituye un grato descubrimiento la participación de Pau Gregori que llega a ensombrecer a su compañero Pablo Rivero (‘Cuéntame como pasó’).

Completan el elenco varias caras conocidas que hacen gala de una apreciable vis cómica, comenzando por el tándem, madre e hijo, que interpretan Mamen García y Brays Efe, a los que hay que sumar el desparpajo de Alberto Jo Lee (‘Tapas’) como un chino valenciano y las breves apariciones de, entre otros, Lolita Flores, Pablo Carbonell y Chimo Bayo.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | El Viaje de sus Vidas

No es ni mucho menos una película redonda, pero el hecho de contar con dos grandes actores y lo acertado del guion, en cuanto que va de menos a más, termina por tocar la fibra sensible y despertar suficientes emociones como para salir satisfecho del cine. La historia es bastante sencilla y tiene los alicientes justos, de esto se resiente especialmente su arranque que, como los propios protagonistas, parece avanzar sin rumbo fijo. No obstante, logra mantener abiertas las expectativas, extremo esencial para que cuando adquiere algo de entidad el espectador siga interesado en lo que vaya a ocurrir

John y Ella han llegado a la vejez como un matrimonio feliz, pero ahora han de lidiar con sendas enfermedades: él padece Alzheimer y a ella le han diagnosticado un tumor. Sin embargo, todavía les quedan energías para realizar juntos el que puede ser su último viaje, recorriendo la ruta por la que transitaban con su autocaravana cuando se iban de vacaciones décadas atrás.

A pesar de lo que podría pensarse a tenor de este argumento, equilibra bastante bien el humor y el drama, de manera que durante buena parte del metraje transcurre en un tono desenfadado, con situaciones puntuales que inevitablemente hacen reír. En ese apartado es fundamental la caracterización que se realiza de ambos ancianos, de forma que nos resultan completamente entrañables desde el primer instante. A ello se van sumando notas nostálgicas muy comunes, creando así un clima que invita a la empatía con el público.

Todo lo contrario cabe apuntar de los personajes secundarios, fundamentalmente sus dos hijos y la vecina de confianza, necesarios para estructurar la narración y jugar su papel en ciertos momentos, aunque nunca superan la superficialidad con que se presentan.

Siendo previsible en determinados aspectos, también se permite sorprendernos con circunstancias insospechadas y adecuadamente introducidas que espolean el desarrollo de los compases finales de esta road movie.

Donald Sutherland y Helen Mirren (nominada al Globo de Oro como mejor actriz de comedia por este trabajo) se compenetran a la perfección y vuelven a dar otra lección de excelente madurez interpretativa. Solo por ellos vale la pena pasar por taquilla.

El director italiano Paolo Virzi (‘La prima cosa bella’, ‘Locas de alegría’. ‘El capital humano’) demuestra nuevamente su tacto para abordar relatos intimistas.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas