Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: cable

Crítica | Deadpool 2

Quienes conociendo al personaje acudan a las salas, apreciarán que esta secuela supera a su predecesora en muchas facetas, lo cual es reconfortante incluso para aquellos a los que no convenció completamente la irrupción del superhéroe más gamberro de Marvel. Los responsables de su adaptación a la gran pantalla parecen haber tomado conciencia de la necesidad de mejora y superación y han conseguido armar una propuesta nada desdeñable.

Resulta paradójico que cuando en las taquillas arrasa ‘Vengadores: Infinity War’, se presente Deadpool dispuesto a darle réplica moviéndose por unos derroteros bien diferentes. La aventura que protagoniza esta especie de “Torrente con mallas” viene cargada de comicidad y acción digerible. Solo peca de excederse en los alargados compases finales. No obstante, este reparo queda compensado con la retahíla de gags ingeniosos subidos de tono, guiños con toques nostálgicos, un sinfín de referencias cinematográficas en clave sarcástica y elevadas dosis de autoparodia.

Esta vez Wade Wilson se enfunda su peculiar atuendo con el propósito de proteger a un joven mutante, que se ha convertido en el objetivo del letal Cable. Este tipo, equipado con armas demoledoras, ha viajado en el tiempo desde el futuro para saldar deudas pendientes con el chico. A tan arriesgada misión se unirán otros valientes formando un auténtico equipo de élite (o no tanto): los ‘X-Force’.

Ya antes de los títulos iniciales asistimos a una auténtica declaración de intenciones de lo que depara el film: de manera vertiginosa concatena secuencias trepidantes en las que los tiroteos alternan con la ironía y pinceladas gore. Ello desemboca en los rompedores créditos de apertura, toda una humorada con hechuras propias de la saga ‘007’.

A partir de ahí no hay respiro. Tampoco faltan los chistes de sal gruesa, que a buen seguro espera el espectador que vio la película anterior. Así, la intensidad va creciendo hasta llegar a la cantada resolución, donde el guion se explaya y se gusta demasiado. Afortunadamente, al desenlace siguen varias escenas extras auténticamente sorprendentes, sin que debamos esperar al último fotograma para disfrutar de ellas.

Ryan Reynolds parece estar en su salsa, totalmente desatado, pero conviene señalar que el papel también tiene una elevada exigencia física. Cumple perfectamente como villano Josh Brolin; mientras que Zazie Beetz aporta el contrapunto preciso de desparpajo y frescura en un rol que pide continuidad en las próximas entregas.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas