Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Carmen Machi

Crítica | La tribu

El veterano director Fernando Colomo (‘Bajarse al moro’, ‘Los años bárbaros’, ‘Al sur de Granada’) firma esta comedia resultona. Lejos de ser memorable, cumple con su propósito de entretener y provocar las risas entre el público que busca meramente evadirse con humor.

El guion desarrolla hábilmente un presupuesto argumental aparentemente sencillo, introduciendo continuamente circunstancias hilarantes e incorporando con sentido nuevos personajes que aportan chispa, siquiera sea en roles secundarios.

El eje de la historia consiste en el reencuentro de un ejecutivo sin escrúpulos con su madre biológica, quien lo dio en adopción al nacer, siendo ella adolescente. Todo se complica cuando él sufre un accidente que le deja en un estado de amnesia transitoria. A partir de ese momento comenzará una nueva vida en la que un grupo de mujeres que práctica el streetdance cambiará su destino.

El ritmo con que se suceden los acontecimientos provoca que vuelen los 90 minutos de metraje, además de dejar la sensación de que termina cuando debe hacerlo, evitando alargues innecesarios.

Desde luego, el gracejo que recorre la cinta sufre ligeros altibajos y junto a gags eficaces encontramos otros que no acaban de cuajar o se apoyan en recurrentes detalles de sal gorda. A ello se añade la previsible resolución con contrapuntos emotivos, seguida del epílogo que remata, con los créditos del final, esta propuesta fresca y divertida.

Paco León y Carmen Machi son una apuesta segura en estos menesteres y aquí remozan la buena química que les encumbró en la serie ‘Aida’. Gracias a ellos el film se mantiene siempre en un estimable nivel de comicidad.

Están acompañados por un elenco que contribuye convenientemente a que la película funcione y donde destacan Luis Bermejo (‘Kiki, el amor se hace’) y la debutante Maribel del Pino, a quienes se une Julián López, bastante desaprovechado en esta ocasión, pese a las virtudes acreditadas en este terreno.

Vistos los títulos oscarizados de la cartelera, si se quiere pasar un rato sin calentarse la cabeza esta opción es recomendable.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Thi Mai, Rumbo a Vietnam

Con discreción, contadas chispas de humor y algún momento emotivo se salda esta comedia con fondo dramático centrada en la peculiar odisea de tres españolas en Hanói; un relato bienintencionado pero fallido al caer continuamente en lo grotesco.

Nos presenta a una mujer que queda destrozada tras la inesperada muerte de su hija. Poco después descubre que estaba a punto de adoptar una niña vietnamita llamada Thi Mai. Por esa razón, decide viajar hasta aquel lejano país para traerse a la pequeña. En esta aventura le acompañaran sus dos mejores amigas.

La historia, tal como se ha plasmado, se aleja de cualquier apariencia de verosimilitud y trata de explotar el choque de culturas a toda costa, llegando a resultar bochornosa en determinadas secuencias. Además, a las protagonistas se une un compatriota, aspirante a actor, que intenta salir adelante después de que su pareja le haya dado calabazas. Este personaje, que se revela finalmente necesario para la trama, chirría bastante y el guion le da demasiado recorrido, sin que llegue a funcionar el supuesto gracejo que quiere imprimirle.

De hecho, aunque da la sensación de querer que el humor se imponga en el conjunto de la cinta, los altibajos pronunciados en este apartado llevan a concluir que es mucho más eficaz al transitar por los tonos sensibleros. Es en ese tipo de escenas cuando, apartándose de lo exagerado y de las ridiculeces, logra ser parcialmente asumible.

No obstante, en su favor, cabe apuntar la agilidad narrativa con que transcurre desde el principio, lo que permite que la sucesión de instantes agridulces sea soportable, aun a costa de diluir ciertos temas de peso que subyacen en sus argumentos como la caricatura del machismo hiriente y trasnochado o la reivindicación de las familias monoparentales.

Sin lugar a dudas, el auténtico pilar artístico de esta producción es Carmen Machi, quien se luce en la cara amarga de madre desolada, quedando muy por encima de los registros cómicos con los que compatibiliza dicha faceta. Por otra parte, Adriana Ozores hace gala de un desparpajo en ocasiones forzado y Aitana Sánchez-Gijón cumple interpretando a una ejecutiva en paro. Menos afortunadas son las intervenciones de Dani Rovira cuyo papel parece estirado.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas