Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: disney

Crítica | Han Solo: Una Historia de Star Wars

Cuando Disney adquirió los derechos de la saga galáctica, sus rectores vieron las enormes posibilidades de maximizar el filón de esta franquicia; por lo que desde esa posición meramente crematística (algo parecido sucede con los superhéroes de Marvel) hay que entender el goteo de spin-offs como el que nos ocupa. Indudablemente constituyen un reclamo para los millones de fans del universo cinematográfico creado por George Lucas, pero debe comprenderse que su realización, casi en cadena, no los puede acercar a las excelencias de los títulos más dignos y emblemáticos de ‘Star Wars’. Teniendo esto en consideración, cabe rebajar las exigencias a este estreno que en líneas generales es un divertimento. No obstante, si se compara con ‘Rogue One’, de naturaleza similar, sale claramente perdiendo, además de antojarse bastante mejorable.

La historia, que no tiene descanso, cuenta los orígenes de Han Solo, el atrevido y chulesco contrabandista que conocimos en ‘La Guerra de las Galaxias’ (1978), aunque la personalidad que presenta dista sensiblemente de la figura que recordamos. Tras un arranque titubeante, va adquiriendo consistencia conforme desarrolla la trama central: el joven piloto se alía con un grupo de ladrones para robar un peligroso y valioso cargamento. Su propósito es obtener parte de la recompensa y volver a los peligrosos suburbios de la ciudad en la que creció con la intención de liberar a su amada de la mafia; sin embargo, varios contratiempos e imprevistos alterarán esos planes.

Los puntos fuertes del guion residen en ir descubriendo como se van incorporando al protagonista los elementos visibles que le caracterizan, incluyendo a sus habituales compañeros de viaje, compensando parcialmente las carencias advertidas en su perfil. Dejando al margen ese apartado, la aventura sigue un camino descendente, decepcionando en su resolución y aun en mayor medida con una de sus últimas secuencias que descoloca.

En los apartados técnicos, a diferencia de otras entregas, adquieren especial relevancia los escenarios naturales (parajes de Fuerteventura y de los Dolomitas han servido de plató del rodaje), que se integran adecuadamente en la intriga; lo que confiere a esta propuesta un sello particular y novedoso. En cuanto a la banda sonora, el enérgico leitmotiv compuesto por John Williams se deja notar, si bien en ocasiones se abusa de la utilización de la música.

Era difícil que Alden Ehrenreich (‘¡Ave, César!’) o cualquier otro interprete alcanzará a tener el carisma de Harrison Ford en sus tiempos mozos; pese a ello hay que reconocer que se esfuerza en estar a la altura. Mucho mejor queda Donald Glover, convincente en el rol de Lando Calrissian, haciendo olvidar a Billy Dee Williams. Woody Harrelson asume un papel que parece pensado para él, al que le presta unos registros que domina plenamente. Menos afortunadas resultan las planas participaciones de Emilia Clarke y de Paul Bettany, que encarna a un villano inconsistente.

Atendiendo a la dirección de Ron Howard (‘Cocoon’, ‘Willow’, ‘Llamaradas’, ‘Una mente maravillosa’, ‘Apolo 13’, ‘Cinderella man’, etcétera), quien se puso al frente de la producción una vez comenzada, se podía esperar una película sobresaliente, pero no es exactamente así.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Un pliegue en el tiempo

Disney presenta esta bienintencionada historia infantil en clave de fantasía con matices emotivos; un film que, sin embargo, nunca acaba de darle la forma y continuidad adecuadas a los argumentos que maneja. El relato puede resultar aceptable para niños poco exigentes y aun así es mucho aventurar. Los adultos seguramente se verán abrumados por su colorido abigarrado y las inaceptables licencias argumentales que se toma.

Meg ha perdido todas las ilusiones desde que su padre, un reputado científico, desapareció sin dejar rastro cuando estaba experimentando con la posibilidad de viajar a otra dimensión. Todo comienza a cambiar cuando irrumpe en casa una extraña que pronto se revela como una especie de hada procedente de un universo paralelo. A ella se unirán dos deidades más que transportarán a la niña, a su hermano y a un amigo a planetas increíbles no exentos de peligros.

‘El mago de Oz’ o ‘Alicia en el país de las maravillas’ son lejanas referencias de esta producción olvidable, donde se despliegan ostentosamente los recursos técnicos empleados en diferentes apartados, aunque sin la conjugación idónea. Lo que comienza siendo embriagador se torna empalagoso conforme transcurren los minutos.

A ello se suman los bandazos del guion y las piruetas forzadas e increíbles con que salpica su desarrollo y que incluso dentro de los parámetros imaginarios en que se mueve la película, descolocan por completo. Ni siquiera el previsible desenlace se plasma de manera eficaz; malogrando así los loables propósitos, que se atisban con dificultad, en torno al ensalzamiento de los valores paternofiliales.

La joven Storm Reid (’12 años de esclavitud’) se esfuerza por que luzca su papel, en lo que acaba siendo una misión imposible; pese a superar sobradamente las grotescas intervenciones del resto de los actores que le acompañan. Particularmente, Reese Witherspoon queda bastante ridícula y nada mejor se puede decir de Oprah Winfrey o del pequeño y redicho Deric McCabe, quien asume un rol cargante. Solo Chris Pine y Gugu Mbatha-Raw mantienen el tipo a duras penas en este discreto largometraje.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | The Florida proyect

La original propuesta de esta producción de aires independientes tiene el don de atraer la atención con una historia fútil y ligera que solo alcanza a adquirir una entidad bien estructurada en su último tramo.

La cámara nos lleva, de la mano de las correrías de unos niños, al corazón de un edificio de apartamentos que parece estar en mitad de ninguna parte; un motel de Orlando cercano a Disney World en el que viven personas muy humildes. En ese marco se centra inicialmente en seguir a estos chicos, auténticos diablillos deslenguados, que alternan juegos con travesuras durante sus vacaciones estivales. No obstante, poco a poco va abriendo la perspectiva a la triste realidad que soportan sus mayores hasta resultar elocuentemente dramática.

La frescura que irradia la película llega por la desenvoltura de los pequeños, en quienes contrasta su precocidad, el inconsciente gamberrismo y la mala educación con detalles que en ocasiones les hacen ser graciosos y entrañables. Sin embargo, con loable habilidad, el relato va desviando la mirada, cada vez más, hacia los adultos y concretamente a las familias rotas, madres solteras y jóvenes, con pocos o nulos ingresos, que tratan de salir adelante cada día. Así, casi sin darnos cuenta, desemboca en situaciones desgarradoras, agrias y duras, para rematar de forma contundente, aunque matizando la secuencia de cierre para dejar sensaciones agridulces.

Entre todos se hace de valer la figura del conserje, otra de las genialidades del film, al que el guion deja sabiamente en un aparente rol secundario, a la vez que le imprime cierta sensación de omnipresencia. Este tipo con aires paternalistas, nunca reconocido por los huéspedes, antes al contrario, es como un guardián que vela por ellos; un rol extraordinariamente interpretado por Willem Dafoe, poco habitual en estos registros, que justifica sobradamente su nominación al Óscar.

El otro punto fuerte, sin duda, pasa por el desparpajo de Brooklyn Prince, a sus 7 años (alguno menos en el rodaje) se muestra desbordante y acumula ya varios galardones bien merecidos. Aquí hace dudar al espectador sobre si realmente está actuando o es ella misma. En cualquier caso, resulta imposible no quedarse boquiabierto y difícil reprimir las ganas de aplaudirle cuando acaba la proyección, aunque su personaje no sea precisamente un ejemplo. Finalmente, también es digna de mención la participación Bria Vinaite, la actriz de origen lituano debuta con honores en la gran pantalla bajo la dirección de Sean Barker.

Desde luego no estamos ante un estreno comercial recomendable abiertamente, pero cualquier aficionado al cine indie lo apreciará en su justa medida.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: Coco

El estreno estrella de Disney-Pixar, habitual en la proximidad a las fiestas navideñas, responde plenamente a las expectativas que había generado entre el público infantil. Aunque emparenta directamente con ‘El libro de la vida’, que Guillermo del Toro produjo en 2014 y esto le resta méritos en cuanto a originalidad se refiere, la puesta en escena y el calado de sus mensajes lo compensan sobradamente.

Miguel es un niño con vocación de mariachi, pese a que sus padres y especialmente su abuela se niegan a que se acerque a un instrumento musical. Durante la popular fiesta del Día de los Muertos viajará hasta el inframundo donde conocerá a sus antepasados, pero sobre todo tratará de encontrar a Ernesto de la Cruz, una antigua estrella de la canción que idolatra y a quien sueña con emular algún día.

Desde el principio la película aprovecha perfectamente la cara colorida del folclore mexicano para hacer brillar las imágenes, ya sea en el pueblo donde arranca la acción o al dibujar el populoso universo de los difuntos. A este marco se suma el magnífico repertorio musical que acompaña el desarrollo de la historia, tanto en lo que se refiere a las canciones, incluyendo temas tradicionales, como el resto de la banda sonora, compuesta por Michael Giacchino.

Tales excelencias técnicas, apreciables hasta en los pequeños detalles, sirven incluso para cubrir los escasos baches de una aventura que se mantiene casi siempre en un tono álgido, salpicada de gags y notas cómicas que funcionan. En este apartado se incluyen unas simpáticas caricaturas de Frida Kahlo y Jorge Negrete, amén de guiños a otros personajes conocidos. Por supuesto, como era de esperar, la parte final resulta tan brillante como emotiva y complaciente.

En el fondo, son muy apreciables las lecturas que deja acerca de la importancia y la fuerza de los lazos familiares, además de remarcar que quienes ya no están aquí se mantienen vivos en la memoria de los que les recuerdan. A ello incorpora una visión desmitificada y, paradójicamente, vitalista del más allá.

Este entretenimiento familiar, absolutamente recomendable, constituye también un homenaje a México y a su cultura por parte de la popular factoría de animación.

Ficha técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

El estreno de la semana: La Bella y la Bestia (2017)

Nuestro estreno de esta semana está muy claro, somos muy muy fans de la primera versión de Disney del año 1991 por todo lo que representó para Disney viniendo de esa otra maravilla que era La Sirenita. Aquí tambien Alan Menken y Howard Ashman lo dieron todo en el aspecto musical con tantos y tantos temas memorables que se tradujeron en multitud de premios y reconocimientos, y además Gary Trousdale y Kirk Wise levantaron un proyecto con muchos riesgos y técnicamente prodigioso que ya es historia del cine.

¿Merece la pena darle una oportunidad a esta nueva versión que parece copiada plano a plano?
Yo diría que sí, la producción parece espectacular, hay algo más de trama, Bil Condon tiene mano para el musical, las música corre a cargo de Menken de nuevo y hay unas nuevas canciones muy recomendables como ese Evermore que auguramos llegará hasta los oscars del año que viene sin duda.

Eso sí, de obligada visión en versión original porque después de tanto años oyendo las canciones originales verla con otras voces en castellano debe ser un trago durillo.

Enlace a información en imdb.

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas