Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: drama

Crítica | Las Estrellas de Cine No Mueren en Liverpool

Drama, romance y nostalgia componen los pilares de la historia real que este film lleva a la pantalla. Con tacto y sensibilidad, apoyado en su notable dirección artística y unas fantásticas interpretaciones, ofrece un relato hermoso y triste, con interés añadido para los cinéfilos.

En el otoño de 1981 la veterana actriz Gloria Grahame se encontraba en Lancaster (Inglaterra) participando en una obra teatral cuando cayó terriblemente enferma a consecuencia del cáncer que padecía. Tras negarse a permanecer hospitalizada, recurrió a su último y gran amor, un actor principiante, 30 años más joven, quien la alojó en casa de sus padres en Liverpool.

Sin obviar la delicada situación en torno a la cual gira la película, estamos fundamentalmente ante un sentido repaso a la sincera y romántica relación de dos personas procedentes de mundos diferentes cuyas barreras rompió la pasión que sentían mutuamente. Para ello el guion se vale de largos flashbacks, introducidos de forma intermitente, a través de transiciones bien estudiadas. Mediante esta fórmula la narración fluye ligera y se dinamiza con cada secuencia hasta llegar a la resolución esperada, precedida de un emotivo y bellísimo momento partiendo de los versos de ‘Romeo y Julieta’.

Aporta también el retrato de lo que fue una diva de Hollywood en horas bajas, extrapolable a muchísimos casos que no siempre supieron soportar el verse lejos de los focos y las portadas. En ese aspecto, es loable la caracterización que realiza de la protagonista, que como artista no ha perdido la vanidad ni el ego propio de su profesión y tiene presentes los recuerdos de aquellos días de éxitos y glamour, ahora lejanos.

El diseño de producción, sin intentar deslumbrar, porque tampoco procede, acompaña perfectamente al resto de virtuosos apartados de la cinta, incluyendo la acertada selección de canciones que conforman la banda sonora.

Annette Bening está extraordinaria y domina completamente la escena, haciendo gala del magnetismo de la estrella que encarna e implicándose plenamente a la hora de mostrar su cara amarga y dolorosa. Muy meritoriamente, Jamie Bell no solo mantiene el tipo sino que acierta a generar la complicidad precisa con su reputada compañera. No desentonan, en roles secundarios, Julie Walters, Kenneth Cranham y Vanessa Redgrave en una pequeña intervención.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Lucky

Harry Dean Stanton llena de humanidad esta sencilla historia que aporta reflexiones sobre el ocaso de la vida, en una película pequeña y que paradójicamente sirve de homenaje al actor, quien murió poco después de finalizar el rodaje. Es precisamente su interpretación el pilar fundamental del film, al impregnar de naturalidad y realismo cada secuencia; lo que tampoco es de extrañar si tenemos en cuenta que el protagonista está inspirado parcialmente en su propia biografía y además, le acompañan varios amigos en el reparto.

Lucky es un anciano sin familia que nunca se siente solo, ya que es muy querido por los vecinos del pueblo sureño en el que reside. Todos los días realiza ejercicios de gimnasia, acude a la misma cafetería y por las noches charla con los clientes del club nocturno que frecuenta. Sin embargo, cuando sufre un repentino mareo y acaba con sus huesos en el suelo empieza a tomar conciencia de que el final se acerca.

Con este argumento, el guion alterna ironías con certeras reflexiones imbuidas siempre de un espíritu vitalista y en ocasiones poético, intentando desdramatizar la pérdida y la muerte para acercarse a ello como algo ineludible y necesario.

Si bien el desarrollo del relato transcurre sin grandes altibajos y fluye con serenidad, sorprende con escenas emotivas, especialmente en los últimos compases, hasta llevarnos a un cierre que incluye un pequeño y simpático gag.

Por otro lado, se debe hacer mención de su correcta realización y más si se tiene en consideración que supone la ópera prima de John Carroll Lynch, secundario de peso habitual (‘Gran Torino’, ‘Zodiac’, ‘El fundador’), que se pasa a la dirección y demuestra un solvente manejo de la cámara y la capacidad para trasladarnos tanto la aridez de los parajes donde sitúa la acción como la afabilidad de sus gentes.

En el elenco encontramos las participaciones destacadas del cineasta David Lynch, y de los veteranos Barry Shabaka Henley, Ed Begley Jr. y Tom Skerritt, quienes aprovechan sus breves intervenciones.

El cinéfilo disfrutará con esta joya de aroma indie, estrenada en menos salas de las que merece.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Alma Mater

Sin apenas necesidad de recurrir a la violencia explícita, este drama, que se desarrolla enteramente en una vivienda de Siria, resulta sobrecogedor por su realismo. A pesar de tener esa única localización, elude los condicionantes que podrían teatralizar la puesta en escena y logra presentar una historia áspera, de tensión elevada, que va in crescendo a la par que transmite las angustiosas experiencias de los protagonistas, víctimas inocentes del conflicto bélico, cuyo hogar se halla en medio del campo de batalla.

No desperdicia ni un instante de sus 87 minutos de metraje y rápidamente describe sus premisas, llevándonos a la casa donde viven a escondidas una mujer con sus tres hijos, el abuelo y la criada, a quienes se ha unido un joven matrimonio con su bebé, tras haberse quedado sin techo y otro chico amigo de la familia. Desde el interior se pueden percibir las atrocidades de la guerra: bombardeos, disparos de francotiradores, delincuentes que merodean por la zona, escasez de agua, etc.

Lo primero que llama la atención, a medida que recorremos las distintas estancias y atendemos a los enseres, es apreciar la similitud con cualquier piso de la clase media occidental, lo que provoca que nos sintamos más cerca de estos personajes y del horror que soportan.

En ese contexto, casi sin solución de continuidad, pero de manera coherente y asumible, se suceden los sobresaltos e imprevistos que endurecen el relato, impactando en el ánimo del espectador inevitablemente. Precisamente ahí radica la mayor virtud del film: consigue sensibilizarnos escenificando circunstancias terribles, sin que en ello se atisbe una intención deliberada de exagerar las situaciones. Además, nunca pierde de vista los aspectos humanos que surgen en la convivencia de esas personas, atrapadas en el pequeño infierno en que se ha convertido su hábitat cotidiano.

La actriz palestina Hiam Abbass (‘Los limoneros’, ‘The Visitor’) pone lo mejor de su temperamento y borda la madre coraje que interpreta, preocupada de cada detalle para mantener a salvo a los suyos. Sobresaliente es igualmente la participación de Diamand Bou Abboud, a quien hace varias semanas vimos ejercer de abogada en ‘El insulto’ y que vuelve a estar impecable en un registro bien diferente.

El film obtuvo el Premio del Público en la Berlinale y similar galardón en el Festival de Sevilla; reconocimientos indudablemente merecidos.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | El Viaje de sus Vidas

No es ni mucho menos una película redonda, pero el hecho de contar con dos grandes actores y lo acertado del guion, en cuanto que va de menos a más, termina por tocar la fibra sensible y despertar suficientes emociones como para salir satisfecho del cine. La historia es bastante sencilla y tiene los alicientes justos, de esto se resiente especialmente su arranque que, como los propios protagonistas, parece avanzar sin rumbo fijo. No obstante, logra mantener abiertas las expectativas, extremo esencial para que cuando adquiere algo de entidad el espectador siga interesado en lo que vaya a ocurrir

John y Ella han llegado a la vejez como un matrimonio feliz, pero ahora han de lidiar con sendas enfermedades: él padece Alzheimer y a ella le han diagnosticado un tumor. Sin embargo, todavía les quedan energías para realizar juntos el que puede ser su último viaje, recorriendo la ruta por la que transitaban con su autocaravana cuando se iban de vacaciones décadas atrás.

A pesar de lo que podría pensarse a tenor de este argumento, equilibra bastante bien el humor y el drama, de manera que durante buena parte del metraje transcurre en un tono desenfadado, con situaciones puntuales que inevitablemente hacen reír. En ese apartado es fundamental la caracterización que se realiza de ambos ancianos, de forma que nos resultan completamente entrañables desde el primer instante. A ello se van sumando notas nostálgicas muy comunes, creando así un clima que invita a la empatía con el público.

Todo lo contrario cabe apuntar de los personajes secundarios, fundamentalmente sus dos hijos y la vecina de confianza, necesarios para estructurar la narración y jugar su papel en ciertos momentos, aunque nunca superan la superficialidad con que se presentan.

Siendo previsible en determinados aspectos, también se permite sorprendernos con circunstancias insospechadas y adecuadamente introducidas que espolean el desarrollo de los compases finales de esta road movie.

Donald Sutherland y Helen Mirren (nominada al Globo de Oro como mejor actriz de comedia por este trabajo) se compenetran a la perfección y vuelven a dar otra lección de excelente madurez interpretativa. Solo por ellos vale la pena pasar por taquilla.

El director italiano Paolo Virzi (‘La prima cosa bella’, ‘Locas de alegría’. ‘El capital humano’) demuestra nuevamente su tacto para abordar relatos intimistas.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Una mujer fantástica

Aunque se estrenó en España el pasado mes de octubre, esta premiada producción chilena vuelve a estar de actualidad después de su nominación al Óscar como mejor película de habla no inglesa, continuidad de la candidatura al Globo de Oro en esa misma categoría. A poco que se piense, no es que presente una gran historia, pero ciertas peculiaridades del drama intimista que pone en la pantalla y el excelente trabajo de la actriz protagonista le confieren un apreciable valor añadido.

Marina mantiene una apasionada y sincera relación con Orlando, divorciado y bastante mayor que ella. Justo cuando habían planeado irse de viaje y tras pasar la noche juntos, él se siente repentinamente indispuesto y fallece. A partir de ese momento la vida de la joven sufrirá un vuelco, condicionado por su secreto más íntimo, lo que le hará especialmente vulnerable.

La denuncia de extendidos prejuicios sociales y de la hipocresía que se atisba en muchos de quienes quieren vender la falsa imagen de personas comprensivas, civilizadas y modernas subyace en sus argumentos. Tales referencias sirven para desarrollar la historia, algo descompensada porque mientras su primera hora resulta muy intensa y emocional, se aprecia cierto decaimiento en el tramo que precede al desenlace.

Así, pese a los reconocimientos obtenidos, se ha de apuntar que el guion se muestra dubitativo en los compases finales, utilizando recursos que no acaban de aplicarse adecuadamente, lo que depara secuencias mal justificadas o desconcertantes. Las pinceladas paranormales que introduce en esos instantes y ciertas reacciones de los personajes encajan con dificultad. Aun así, no llegan a estropear las buenas sensaciones que, en conjunto, deja su visionado.

El relato provocará el coraje del espectador con sensibilidad, ya que también reivindica el derecho de cualquier ser humano a expresar el dolor y el pésame en situaciones traumáticas.

La magnífica interpretación de Daniela Vega es esencial para que este título haya conseguido los importantes galardones con que cuenta, además de cautivar a la crítica internacional. Sus elocuentes miradas y el temperamento que insufla a la “mujer fantástica” son determinantes. A su alrededor, destacan las intervenciones de Luis Gnecco (‘Neruda’) y de una implicada Aline Kuppenheim.

Sebastián Lelio, director de la aplaudida ‘Gloria’ (2013), se reafirma como un realizador digno de atención.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas