Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Fernando Velázquez

Crítica | Las Leyes de la Termodinámica

No se puede negar la originalidad del planteamiento, ni la notable factura técnica que evidencia la puesta en escena de esta agridulce comedia romántica. Ahora, también es patente que lo elevado de sus pretensiones causan el efecto contrario al deseado y la hacen difícil de digerir en muchos momentos, bien porque entra en bucle o se pierde en reiteradas disquisiciones científicas.

Prácticamente como si se tratara de un documental, introduce los testimonios de diferentes investigadores acerca de las leyes de la termodinámica y de los factores que las condicionan, para acto seguido realizar una transposición de su aplicación al terreno de las relaciones sentimentales, en lo que es un comienzo prometedor.

A modo de ejemplo escoge a Manel, profesor de física en prácticas, que accidentalmente conoce a una cotizada modelo y actriz de quien se enamora de ipso facto, a pesar de tener pareja. Este encuentro dará pie a diversas reacciones en cadena que irán condicionando su futuro inmediato de manera imprevisible aunque él trate de darle un significado lógico a todo lo que ocurre atendiendo a los postulados de la ciencia.

El guion, acertadamente, va alternando distintos planos temporales en los que contrasta el comportamiento de los protagonistas ante las mismas circunstancias según la posición que ocupan. Sin embargo, termina abusando de este y otros recursos que toman un cariz retórico. Ello provoca que el desarrollo del hilo conductor de la película se atasque y pierda la chispa del inicio. Además, curiosamente, acaban aportando más toques de humor los personajes secundarios que los principales

Frente al excelso manejo de la cámara que domina a la perfección su director, Mateo Gil y a la inspirada banda sonora compuesta por Fernando Velázquez, nos encontramos un plantel de actores que rinde de forma desigual. Vito Sanz nunca le da el punto de equilibrio y entidad que merecía su papel. Berta Vázquez sale mejor parada gracias a la naturalidad y frescura con que se desenvuelve. Por su parte, Chino Darín repite en un perfil de seductor que ya se está convirtiendo en demasiado habitual y Vicky Luengo resulta un grato descubrimiento; mientras que Irene Escolar y Josep Maria Pou cumplen sobradamente en sus pequeñas intervenciones.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Inmersión

Win Wenders firma este intenso drama romántico, que aúna tintes poéticos e intrigas de incierto desenlace, en lo que es un ejercicio cinematográfico de apreciable plasticidad que nunca decae, apoyado en sus sobresalientes interpretaciones.

En un lujoso hotel de la costa atlántica francesa coinciden una científica que estudia las profundidades marinas y un agente del MI6. Es una estancia de relax antes de acometer sus siguientes trabajos: ella se ha preparado para descender al fondo del océano en un batiscafo y él viajará a Somalia con otra identidad. Los dos se enamoran, pero pocos días después pierden el contacto sin ninguna explicación.

La película afronta simultáneamente distintos ejes argumentales, siempre vinculados y consigue cautivar, tanto por aquello que cuenta como por su puesta en escena. Superada la idílica introducción, planteada desde una perspectiva actual y asumible, la narración se desdobla, manteniéndose en un álgido tono de tensión, sin excluir la parcela sentimental.

Por un lado, plantea un relato, en clave de thriller, donde el espía británico se ve sometido a una situación límite, proyectando las angustiosas sensaciones a que le abocan las circunstancias que ha de soportar. Por otra parte, no descuida el desasosiego psicológico que sufre la joven bioquímica justo cuando está a punto de hacer realidad un sueño que lleva tiempo esperando. En ese marco, donde cualquier resolución es posible, acierta con un final muy apropiado.

Tampoco hay que pasar por alto sus excelencias técnicas, determinantes para conferir un plus de calidad a esta producción europea con participación española. Ello se deja notar especialmente en las imágenes de las bellas localizaciones naturales por donde transcurre, que la fotografía aprovecha para lucirse, y en el lirismo de la melódica banda sonora compuesta por Fernando Velázquez (‘Lo imposible’).

Alicia Vikander se reafirma como la estrella ascendente que es, tal como ha venido demostrando en sus últimos trabajos (‘La chica danesa’, ‘Tomb Raider’) y aquí nos transmite plenamente la desazón de su personaje. Frente a ella James McAvoy (‘Múltiple’) vuelve a hacer gala de su virtuosismo y capacidad de adaptación a cualquier perfil y se luce en un papel exigen

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: El Secreto de Marrowbone

Entre el terror, el suspense y el drama familiar se mueve esta cinta que termina recurriendo a tópicos muy manidos, frustrando con ello parte de sus intenciones de sorprender. No obstante, el discurso narrativo que plantea se desarrolla de forma ciertamente intrigante durante gran parte del metraje, pero la resolución, endeble y forzada, recurre a unos golpes de efecto difíciles de asumir.

La acción nos lleva a la América rural de los años 60 donde, en una vieja mansión, se instala una madre y sus cuatro hijos. Llegan desde Inglaterra huyendo de la sombra de un pasado aterrador. Dispuestos a empezar una nueva vida, están seguros de que las tribulaciones que les atormentaron han quedado atrás, pero se equivocan.

Es de justicia aplaudir el trabajo de los distintos departamentos técnicos, comenzando por una sobresaliente dirección artística, cuyas excelencias se ponen de manifiesto, tanto en lo que se refiere al escenario principal, la casa donde ocurren los hechos, que tiene un protagonismo relevante, como en lo que toca a su bello entorno natural. Esas localizaciones son esenciales para crear las atmósferas de suspense idóneas que requiere el relato. Igualmente fundamental resulta la envolvente y melódica banda sonora compuesta por Fernando Velázquez.

Sin embargo, en ese marco cinematográfico perfecto, las crecientes expectativas que va generando la trama en el espectador, quedan desbravadas por un final desacertado, deudor de otros títulos conocidos. Si bien, lo que estropea el cierre no es tanto que se tomen en cuenta esas referencias, sino la manera en que se escenifica, acompañándolo, además, con un epílogo sonrojante.

Al margen de lo anterior, nada se puede reprochar al elenco de jóvenes actores que conforman el reparto. Todos ellos se enfrentan a unos papeles de exigencia emocional elevada y están a la altura, con especial mención para George MacKay (‘Amanece en Edimburgo’), Charlie Heaton (la serie ‘Stranger Things’) y Anya Taylor-Joy, habitual en estas lides (‘La bruja’, ‘Múltiple’).

El ovetense Sergio G. Sánchez, guionista de ‘Lo imposible’, debuta como director con este thriller, producido, entre otros, por Juan Antonio Bayona y demuestra una buena mano en la realización, pero como autor de la historia no es tan convincente en otras ocasiones.

Ficha técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas