Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Joaquin Phoenix

Crítica | María Magdalena

Lo que podría entenderse como un biopic de María Magdalena es, básicamente y salvo en los primeros compases, una nueva recreación de los últimos días de la vida de Cristo, donde los pocos aspectos novedosos que se introducen sucumben ante su cansino ritmo narrativo, deparando un largometraje desangelado.

La acción arranca cuando quien se convertiría en discípula de Jesús, intenta eludir la intención de su familia de casarla con un viudo. Al conocer al Mesías siente la necesidad de seguirle y se une a los apóstoles en el camino a Jerusalén, dejando atrás a los suyos en Magdala.

La puesta en escena se antoja minimalista y muy sobria, buscando un efecto de verosimilitud que se pierde cuando nos acerca a los personajes. Salvando un pequeño prólogo innecesario y fallido como metáfora visual, la descripción inicial de la protagonista apunta un dinamismo que decae pocos minutos después.

La irrupción del Salvador lejos de insuflar energía produce prácticamente el efecto contrario. Se presenta con unos aires demasiado místicos, como un ser más divino que humano, que solo emerge con fuerza en contados momentos. Ello no sirve para sacar del letargo a la realización, empeñada en conferir un aura trascendente a la película que provoca el distanciamiento con el público.

La mejor lectura que deja tiene que ver con la reivindicación de esta figura femenina, durante mucho tiempo denostada y a la que se trata de hacer justicia en sintonía con la actual visión eclesial.

Rooney Mara (‘Carol’) evidencia el compromiso asumido con este proyecto, al tiempo que da la impresión de que se ha visto constreñida a la hora de desarrollar el papel y no ha podido darle el carisma que merecía. Justo lo contrario le sucede a Joaquin Phoenix, a quien se le ve a gusto en perfiles introspectivos que tienen puntales reacciones airadas como el que aquí asume. Junto a ellos es justo citar al actor francés Tahar Rahim, que metido plenamente en la piel de Judas Iscariote llena de apreciables matices su interpretación.

Aunque llega en las fechas adecuadas, soportar esta cinta hasta el final se convierte en una penitencia cinematográfica.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: En Realidad, Nunca Estuviste Aquí

Joaquin Phoenix es un actor que se prodiga lo justo en la gran pantalla, pero cuando lo hace deja muestras de su grandísima talla interpretativa, capaz de mejorar cualquier proyecto. Dos años después de su colaboración con Woody Allen en ‘Irrational man’ (2015), vuelve con este thriller sórdido y desgarrador de la mano de la directora Lynne Ramsay (‘Tenemos que hablar de Kevin’), donde borda el rol de una especie de justiciero a sueldo.

Joe es un veterano de las Guerras del Golfo que se ha especializado en rescatar a chicas explotadas sexualmente, una tarea para la que no tiene miramientos con los captores. Su nuevo cliente es un senador cuya hija adolescente ha sido raptada con el propósito de ser prostituida. Lo que para él supone un trabajo cotidiano, se complicará cuando entren en juego circunstancias imprevistas relacionadas con el reputado político.

El film, sin una historia de gran recorrido, comprime en 90 minutos esta intriga redonda en su concepción. No obstante, la puesta en escena peca de abusar de los flashbacks intermitentes, a modo de destellos que interrumpen la narración y acaban siendo innecesarios tras haber quedado suficientemente ilustrada la parte del pasado del protagonista que le atormenta.

Es notable como atempera la recreación de las secuencias más violentas para que las imágenes no resulten repulsivas, valiéndose para ello de la habilidosa aplicación de recursos técnicos como los juegos de luces o movimientos de cámara que nos permiten intuir, antes que ver, los detalles truculentos de las actuaciones de este tipo rudo y taciturno.

Entre el suspense y la acción, sin que decaiga un instante la tensión, nos lleva hasta un cierre frío pero certero y prácticamente el que mejor encaja con la trama, construida alrededor de un solo personaje que llena la pantalla, un antihéroe que no genera empatía alguna y aun así cautiva, al punto de que es difícil cuestionarle.

Estamos ante un estreno de altura no apto para todos los estómagos que, guardando las distancias, parece inspirado parcialmente en títulos tan reconocidos y aparentemente diferentes como ‘Taxi Driver’ y ‘Valor de ley’.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas