Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Kevin Spacey

Crítica | Rebelde en el Centeno

Dado que J. D. Salinger no autorizó la adaptación al cine de su novela más conocida, ‘El guardián entre el centeno’, publicada en 1951, esta película es una recreación de los hechos que la inspiraron: su propia vida. El resultado es muy notable, imposible de comparar con lo que hubiese sido la transposición a la gran pantalla del libro, pero indudablemente interesante y a ratos cautivador, si bien pierde fuerza en los compases finales.

En el Nueva York de 1939, Jerry es un chico rebelde con la ilusión de ser escritor, a pesar de arrastrar un pésimo expediente académico y de la oposición de su padre, quien prefiere que siga con el negocio familiar de venta de carne. Todo cambia cuando encuentra el apoyo que le hace falta en un profesor que cree en él, aunque su paso por el frente le causará un fuerte impacto psicológico que transformará su carácter y determinará su carrera.

La historia, donde predominan los matices dramáticos, tiene un arranque prometedor y consigue suscitar atracción por tan singular y engreído joven, especialmente al entrar en acción quien se convertirá en su mentor. Las intervenciones de este maestro propician los mejores diálogos del film. Las confrontaciones dialécticas con su discípulo, acompañadas de pinceladas sarcásticas, deparan secuencias redondas. De manera que, conforme va desarrollando la primera parte del relato, da la sensación de que el resto de los apartados biográficos que aborda, aun siendo necesarios e incluso esenciales en el devenir del autor, quedan lejos de tener el mismo calado, incluyendo la parcela romántica.

El ingreso a filas y su participación en la Segunda Guerra Mundial marcan el punto de inflexión en el tono de la narración, tal como avanza el prólogo. A partir de aquí, ya no alcanza la misma brillantez y centra la mirada en las incidencias relativas a la publicación de la que sería su exitosa obra y en la forma en que se fue aislando del mundo. No obstante, el cierre se ve beneficiado por un ligero toque emotivo.

En cualquier caso, es loable que esta producción, de elevadas ambiciones, consiga su propósito en líneas generales, arropada por una buena factura técnica y sin excederse de metraje.

Nicholas Hoult (‘Jack el cazagigantes’) realiza una interpretación convincente, mientras que Kevin Spacey deja muestras de su excelso oficio en la que puede ser una de las últimas veces que le veamos actuar. Otro nombre a destacar es del de Hope Davis ejerciendo de madre del protagonista.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Todo el Dinero del Mundo

Son muchos los que todavía recuerdan el suceso que recrea esta película, lo cual les privará de buena parte de la desazón e inquietud que suscita. Por ello, quienes desconozcan los hechos reales en que se basa no deberían de hacer averiguaciones antes de verla. Al margen de esto, estamos ante un recomendable thriller, que no acusa los 132 minutos de metraje y donde es evidente la mano de un buen director como Ridley Scott.

En 1973 unos mafiosos de baja estofa secuestraron en Roma al nieto del que estaba considerado como el hombre más rico del mundo: John Paul Getty. Los raptores pedían un rescate de 17 millones de dólares que su abuelo se negó a pagar, poniendo en peligro la vida del joven.

Con acierto, previamente al momento del rapto, la película presenta, con aires de biopic, a los personajes en sus respectivos contextos, lo que es una aportación esencial para comprender mejor aquello que sucede después. De todos ellos, adquiere, sin embargo, un peso excesivo, el consejero de confianza del magnate.

Escenificados los presupuestos argumentales, el relato mantiene siempre el tono de tensión e incertidumbre preciso. La historia, lejos de estancarse, sortea ese riesgo con pequeñas pero sustanciales incidencias, tanto en lo que se refiere a la negociación con los criminales, a la relación de éstos con su víctima, como a los desesperados intentos de la madre del chico por convencer a su suegro ante las incomprensibles reacciones del detestable multimillonario. De manera que levanta un andamiaje narrativo donde se multiplican los focos de atención y que mantiene la solidez de la intriga, sin perjuicio de que recurra a elementos de pura ficción cinematográfica para avivarla.

De esta manera, se llega con soltura al movido tramo final, salpicado de momentos de acción y precedido de una pequeña secuencia tan bien rodada que su realismo y toque gore sirven para retar a que el espectador mantenga la mirada en la pantalla.

Con un justo y acertado epílogo se cierra este film en el que destaca el oficio del veterano Christopher Plummer (88 años), a quien le bastaron poco más de dos semanas para bordar el personaje, tras sustituir a Kevin Spacey, apartado del proyecto a última hora por las acusaciones de abusos sexuales que vieron la luz en los medios de comunicación. Michelle Williams (‘Manchester frente al mar’) también raya a gran altura, igual que Romain Duris ejerciendo de delincuente calabrés. Por otro lado, Mark Wahlberg repite, sin despeinarse, en un tipo de registro plano muy habitual en su carrera.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas