Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: millicent simmonds

Crítica | Un Lugar Tranquilo

Sin prescindir de los recursos básicos del cine de terror, la original propuesta que lleva a la pantalla esta notable producción le da una vuelta de tuerca a las referencias clásicas del género y consigue plenamente su propósito: acongojar al espectador de principio a fin. Con los medios precisos, evitando caer en los terrenos del gore y reduciendo al mínimo las imágenes horripilantes, proporciona sensaciones espeluznantes.

Nos presenta a una familia que ha sobrevivido al devastador ataque de los terribles extraterrestres que han invadido la tierra. Estos seres lanzan sus ataques letales cuando escuchan algún sonido, por eso este matrimonio y sus hijos han aprendido a vivir en completo silencio, pero cualquier descuido les puede poner en peligro.

La premisa, aceptando su singularidad, no deja de ser bastante sencilla y a lo largo de su desarrollo encontramos detalles previsibles junto a giros sorprendentes e impactantes, plasmados siempre con sobriedad, lo que le da un valor añadido a la cinta. Solo en el tramo final se eleva el tono en la medida en que lo exige el desenlace de la intriga, si bien llega a ese punto de forma paulatina, manteniendo la coherencia narrativa que recorre el film.

Con esa apariencia de humildad en la puesta en escena, alcanza a conseguir un resultado cercano al que en su día pudieron provocar títulos como ‘Alien, el octavo pasajero’ (1979) o ‘Depredador’ (1987) y ‘Señales’ (2002), cuyas influencias se perciben en diferentes momentos de la trama.

Técnicamente, además de lo ya señalado, genera las atmósferas adecuadas para que desde el primer instante acompañemos a los protagonistas en su angustiosa y callada supervivencia, de manera que en los instantes realmente estremecedores el público comparta con ellos los escalofríos y la desesperación. Impecable igualmente resulta el montaje para mantener la tensión constante y la elocuencia visual que suple a los diálogos.

John Krasinski realiza un meritorio trabajo delante de la cámara y aun mejor como director de la película. A su lado ejerce de sufrida esposa quien lo es también en la vida real: Emily Blunt, compenetrándose ambos la perfección, igual que lo hacen los jóvenes Noah Jupe (‘Suburbicon’) y la brillante Millicent Simmonds (‘Wondesrstruck. El museo de las maravillas’), que es sordomuda y rinde a la misma altura que sus padres en esta ficción.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Wonderstruck – El museo de las maravillas

Todd Haynes, tras abordar con éxito dramas femeninos como ‘Lejos del cielo’ (2002) y ‘Carol’ (2015), presenta ahora un cuento infantil que se desdobla en dos hechizantes historias, ambas recorridas por profundas emociones y con una sobresaliente dirección artística, que van de menos a más hasta brindarnos un brillante tramo final.

Inicialmente nos lleva hasta 1977, a un pueblo de las montañas donde vive Ben, un chico afligido por la muerte de su madre. Tras su pérdida decide viajar hasta Nueva York con el fin de encontrar al padre que nunca conoció. Tal propósito tiene mucho que ver con el de una niña que hizo algo parecido 50 años atrás.

Desde el principio la puesta en escena denota un esmerado diseño de producción, especialmente cuando se adentra en las calles neoyorquinas en épocas bien diferentes. Además, de forma original y acertada, opta por la imagen en blanco y negro cuando la acción se sitúa en 1927 y por el color, con logradas texturas setenteras, para seguir las peripecias del pequeño huérfano.

No acaban ahí las virtudes del film puesto que, por distintas circunstancias, ambos protagonistas padecen sordera y ello se traduce en una meritoria narración, capaz de transmitir sus inquietudes y sentimientos bastándose de la notables interpretaciones de los jovencísimos actores (Oakes Fegley y Millicent Simmonds) y de la elocuente y omnipresente banda sonora de Cartel Burwell, un trabajo de composición especialmente meritorio.

Solo cabe reprochar a la película el dubitativo arranque de los relatos, pero, afortunadamente, no tardan en tomar entidad e ir introduciendo aspectos que despiertan la atención del espectador acerca del devenir de los personajes, a la par que va incrementando la dosis de emotividad contenida, rematada con un magnífico colofón.

Entre el resto del reparto encontramos a Julianne Moore por partida doble, quien da muestras de la talla actoral que atesora y arropa a sus prometedores compañeros, contribuyendo, si cabe, a mejorar las sensaciones que deja este largometraje realizado desde la ternura.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas