Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: oscar

Crítica | El Insulto

Desde el Líbano llega este magnífico largometraje con valiosas lecturas sobre el conflicto que se sufre en Oriente Medio y especialmente en ese pequeño país, donde conviven diferentes etnias en un frágil equilibrio. El film, nominado justamente al Óscar a mejor película de habla no inglesa, pone en pantalla una historia absorbente que transita del drama personal al judicial con trascendencia social, creciendo en intensidad con cada secuencia.

Lo que comienza como un insignificante altercado entre el capataz de las obras ordenadas por el ayuntamiento y un vecino que discrepa de la actuación de los operarios en su vivienda, alcanzará repercusiones insospechadas. En el fondo pesa el odio latente que enfrenta a sus pueblos desde hace décadas y que hará de esta cuestión singular el detonante potencial de revueltas incontroladas.

Es meritorio como el guion desarrolla su presupuesto argumental para que ese incidente aislado se vaya agrandando con argumentos bien sostenidos. Además, conforme los protagonistas se ven inmersos en una espiral de acontecimientos imprevistos, experimentan una palpable transformación que afecta a su elevado orgullo. Para lograrlo, profundiza en su personalidad y recurre, en los momentos precisos, a parcelas íntimas y ocultas de su pasado que han marcado el carácter de ambos.

Al tiempo que esgrime mensajes con ánimo de denuncia, invitando a recapacitar acerca del sinsentido actual de esa ira enquistada que amenaza la endeble paz alcanzada en esos territorios, no descuida ningún detalle de la trama para atrapar la atención del espectador. Así, cuando escenifica los juicios penales los letrados hacen gala de una dialéctica que convierte las vistas en duelos verbales de altura con notas de intriga y tensión sobre el devenir del caso.

Los actores que encabezan el reparto, Adel Karem (‘Caramel’) y Kamel El Basha, insuflan a sus personajes la naturalidad y el carisma adecuados para llenar la pantalla e invitar al público a implicarse en sus causas, completando dos interpretaciones brillantes.

Estamos ante un estreno plenamente recomendable que no deja indiferente.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Lady Bird

5 nominaciones a los Óscar, incluida la de mejor película, constituyen un regalo excesivo para esta cinta independiente, que si no fuera por esas candidaturas pasaría como un estreno aceptable, incluso notable si se quiere y nada más. A lo largo del año hemos tenido muestras de cine indy muy superiores, y no es que estemos ante un título despreciable, pero resulta bastante engañoso dejarse llevar por estos inmerecidos reconocimientos que se anuncian con grandes letras.

Lo que nos ofrece básicamente es la historia de una adolescente inconformista y rebelde (como cualquier otra) que está más próxima a la figura del “patito feo” que a la de la chica popular y rica de la clase. Es decir, parte de argumentos ya llevados a la pantalla en muchas ocasiones para hablar de experiencias y descubrimientos propios de esa etapa de la vida y, por supuesto, del choque generacional. Algo que hacía a las mil maravillas, por ejemplo, la nunca suficientemente reconocida ‘Las ventajas de ser un marginado’(2012).

La profundidad con que trata a los personajes le da un plus de calidad a esta propuesta que se desarrolla de forma ligera, encadenando alegrías y desengaños, amores y rupturas y roces con la familia. Especialmente este último apartado está tratado con mayor acierto. Los encontronazos dialécticos entre la protagonista y su madre le dan una loable hondura emocional que no tiene en las demás facetas. Es ahí donde también se da cabida a otra figura de peso en el relato, la del padre comprensivo. Afortunadamente el guionista, consciente de cual es su punto fuerte, se sirve de él en el tramo final para intentar dejar buenas sensaciones en el espectador, pese a que su resolución se antoja cortante.

Saoirse Ronan, como hiciera ya en ‘Brooklyn’ (2015), muestra una madurez interpretativa envidiable; pero se ve eclipsada por el gran trabajo de los veteranos Laurie Metcalf y Tracy Letts, con quienes comparte las secuencias más destacadas del film. La aportación del resto de jóvenes promesas es bastante desigual: con discreción pasa Timothée Chamalet, el aplaudido actor de ‘Call me by your name’; queda algo por encima Lucas Hedges (‘Manchester frente al mar’, ‘Tres anuncios en las afueras’); mientras que a ambos les supera de largo Beanie Feldstein.

La actriz Greta Gerwig (‘Frances Ha’) debuta en solitario como directora, y salda la experiencia con nota, pero, desde luego, no tan alta como la que ha obtenido.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | The Florida proyect

La original propuesta de esta producción de aires independientes tiene el don de atraer la atención con una historia fútil y ligera que solo alcanza a adquirir una entidad bien estructurada en su último tramo.

La cámara nos lleva, de la mano de las correrías de unos niños, al corazón de un edificio de apartamentos que parece estar en mitad de ninguna parte; un motel de Orlando cercano a Disney World en el que viven personas muy humildes. En ese marco se centra inicialmente en seguir a estos chicos, auténticos diablillos deslenguados, que alternan juegos con travesuras durante sus vacaciones estivales. No obstante, poco a poco va abriendo la perspectiva a la triste realidad que soportan sus mayores hasta resultar elocuentemente dramática.

La frescura que irradia la película llega por la desenvoltura de los pequeños, en quienes contrasta su precocidad, el inconsciente gamberrismo y la mala educación con detalles que en ocasiones les hacen ser graciosos y entrañables. Sin embargo, con loable habilidad, el relato va desviando la mirada, cada vez más, hacia los adultos y concretamente a las familias rotas, madres solteras y jóvenes, con pocos o nulos ingresos, que tratan de salir adelante cada día. Así, casi sin darnos cuenta, desemboca en situaciones desgarradoras, agrias y duras, para rematar de forma contundente, aunque matizando la secuencia de cierre para dejar sensaciones agridulces.

Entre todos se hace de valer la figura del conserje, otra de las genialidades del film, al que el guion deja sabiamente en un aparente rol secundario, a la vez que le imprime cierta sensación de omnipresencia. Este tipo con aires paternalistas, nunca reconocido por los huéspedes, antes al contrario, es como un guardián que vela por ellos; un rol extraordinariamente interpretado por Willem Dafoe, poco habitual en estos registros, que justifica sobradamente su nominación al Óscar.

El otro punto fuerte, sin duda, pasa por el desparpajo de Brooklyn Prince, a sus 7 años (alguno menos en el rodaje) se muestra desbordante y acumula ya varios galardones bien merecidos. Aquí hace dudar al espectador sobre si realmente está actuando o es ella misma. En cualquier caso, resulta imposible no quedarse boquiabierto y difícil reprimir las ganas de aplaudirle cuando acaba la proyección, aunque su personaje no sea precisamente un ejemplo. Finalmente, también es digna de mención la participación Bria Vinaite, la actriz de origen lituano debuta con honores en la gran pantalla bajo la dirección de Sean Barker.

Desde luego no estamos ante un estreno comercial recomendable abiertamente, pero cualquier aficionado al cine indie lo apreciará en su justa medida.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | El Hilo Invisible

Las excelentes interpretaciones del trío protagonista matizan una historia irregular, cuya intencionada elegancia y exquisitez llevan a conferirle un tono demasiado frío, perceptible sobre todo en su primera hora. El film se sustenta básicamente en una especie de tour de force psicológico a tres bandas, donde las frustraciones, los deseos y las pasiones reprimidas le dan un halo de complejidad sostenida que eclosiona de forma tan sorprendente como mesurada.

La acción nos lleva al Londres de los años 50. Allí vive Reynolds Woodstock, el modisto preferido por las damas de la alta sociedad de media Europa. Ha estado siempre tan volcado en el trabajo que no ha tenido tiempo para el amor; no obstante, dos mujeres condicionan lo que hace: su hermana, una solterona de carácter recio y su madre, cuyo recuerdo tiene siempre presente. Inesperadamente conocerá a una camarera que le llegará al corazón, aunque no parece preparado para integrarla en la disciplinada vida que lleva.

La narración se contagia desde el principio del carácter introvertido y perfeccionista del reputado y genial diseñador y se desarrolla con los alicientes justos, componiendo bellas imágenes a las que, sin embargo, le falta fuerza. No es que la historia se atasque pero hasta que adquiere la entidad esperada parece avanzar sin rumbo. Solo el magnetismo que generan los personajes, cuyos recovecos emocionales se muestran con ribetes maquiavélicos y los atractivos escenarios en que se mueven permiten mantener la atención en la pantalla.

Pese a no abandonar ese aire retorcido, cobra mayor interés en su tramo final, donde hay detalles que se intuyen más que se ven, en consonancia con su título; hasta culminar con un desenlace poco estimulante. Por eso, después del visionado, es difícil de entender que haya sido bendecida con la candidatura al Óscar a la mejor película del año entre las seis nominaciones con las que cuenta, si bien el resto son relativamente defendibles.

El conjunto de los apartados técnicos pasa por ser uno de sus puntos fuertes, con mención destacada para el vestuario y la fotografía. Por otro lado, la banda sonora compuesta por Jonny Greenwood, con hechuras de música clásica, es de una belleza indiscutible, a pesar de que Paul Thomas Anderson se excede en la manera de utilizarla, superponiéndola reiteradamente al resto de elementos en varias secuencias.

Daniel Day-Lewis vuelve a demostrar su oficio y roza la excelencia, aun cuando no alcanza las elevadas cotas de algunos de sus recordados papeles. Frente a él, no le pierde la cara la joven y prometedora Vicky Krieps, ratificando su buen momento tras ‘El joven Karl Marx’ (2017). Pone la guinda la veterana Lesley Manville, completando el magnífico elenco del que son deudores muchos de los reconocimientos obtenidos por esta producción.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Sin amor

Desde Rusia llega este drama desgarrador que conjuga el conflictivo divorcio de un matrimonio con la desaparición de su hijo de corta edad. La película, técnicamente impecable y con un leitmotiv loable, funciona a la perfección en su vertiente de thriller, pero se excede al mostrar las desagradables desavenencias entre los protagonistas, resultando contundente y extenuante al mismo tiempo.

Desde el principio, el guion se preocupa por enfatizar el lado más oscuro e irritante de los excónyuges, enfrascados en una guerra sin cuartel tras su ruptura, pese a que los dos han comenzado a rehacer sus vidas con otras parejas. El espectador asiste a los desencuentros como un testigo silencioso e indudablemente violentado por sus envenenados y mutuos reproches.

Cuando el pequeño se marcha de casa, harto de escuchar las peleas donde él mismo se ha convertido en un arma arrojadiza, ambos deberán colaborar forzosamente con la policía. A partir de ese momento, el relato toma los aires de una intensa intriga, sin renunciar a seguir incidiendo en el panorama malsano que presenta, incrementando su virulencia con la introducción de otros personajes: unos, egocéntricos, como la nueva novia del padre y otros tan antipáticos, rudos y despreciables como la madre de su exmujer.

En esta segunda parte de la historia, la tragedia planea en forma de condena merecida, aunque se ve lastrada por todo cuanto le precede. Ello no le resta méritos a la notable realización, que sabe mover y colocar la cámara para lograr imágenes atractivas y hasta hechizantes cuando la acción sale al exterior.

El trabajo de los actores, enfrentándose a papeles exigentes y poco agradecidos, es digno de elogio; con especial mención para la sensacional Maryana Spivak, que llena completamente la pantalla y ensombrece, al igual que en la ficción, a su compañero Aleksey Rozin.

Andrey Zvyagintsev no alcanza las excelencias de ‘El regreso’ (2003) y de la galardonada ‘Leviatán’ (2014), si bien el film es igualmente recomendable, tal como acreditan el Premio del Jurado del Festival de Cannes y la nominación al Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

S02E02: Michael Giacchino – 50 Años de Ilusión Musical

Con motivo de su cincuenta cumpleaños y el concierto homenaje que se celebró en el Royal Albert Hall de Londres repasamos la figura y obra del compositor cinematográfico actual más ilusionante, desde sus primeros videojuegos y series de tv, hasta su Oscar y sus blockbusters, nos estamos refiendo a Michael Giacchino.

Ha conseguido trabajar con quienes eran sus héroes de infancia y a nosotros ilusionarnos en cada composición. Desde que lo oímos por primera vez en la adaptación del videojuego de The Lost World de la mano de Steven Spielberg, la saga de Medal of Honor, pasando por su primer film Los Increíbles hasta recoger el guante de Williams en Jurassic World o la saga de Star Wars y revitalizar Star Trek Michael ha compuesto muy variados trabajos que merecen la pena ser comentados, escuchados y sobre todo disfrutados.

Para este programa contamos con la colaboración de Miguel Casares que estuvo en el evento londinense y nos cuenta de primera mano lo que allí ocurrió. Miguel editar un grandísimo podcast sobre músical de cine Cinemasmusic presentado por Juán Ramón López y su Spinoff La Cara B que además dirige y presenta de manera espectacular que no podemos dejar de recomendar.

Además en este programa comentamos chascarrillos de conciertos bandasonoriles, compositores, el coleccionismo y otras curiosidades de este mundo que tanto nos apasiona.

En Youtube podéis encontrar algunos momentos que concierto que copiamos aquí y que reflejan de la mejor manera el carácter y la obra de este compositor con un gran pasado y un futuro más que brillante del que nos declaramos fans.

Esperamos que disfrutéis escuchando este programa tanto como nosotros lo hemos hecho realizándolo.
Aunque otra vez tenemos que pedir perdón por algún problema con el sonido de la grabación y es que los catarros invernales nos pasan factura.


Otros enlaces:

Página oficial de Michael Giacchino.
Michael Giacchino en la Wikipedia.


Vídeos:

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas