Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Sam Neill

Crítica | Sweet Country

Avalada por magníficas críticas y el Premio Especial del Jurado del Festival de Venecia, entre otros galardones, se estrena este wéstern australiano cuyo visionado hace dudar de las razones que fundamentan tantos reconocimientos, más allá de sus excelencias técnicas. El loable realismo que se percibe en cada secuencia choca con el ritmo narrativo pusilánime que incluso se torna exasperante en los compases finales.

La acción se sitúa en los áridos parajes de Australia a mediados de los años 20. Allí se instala un veterano de guerra que no ha superado los traumas padecidos durante su paso por el frente de batalla. Su vecino, un predicador, accede a cederle a sus aborígenes para que le ayuden a reparar la cerca de su rancho. Poco a poco el recién llegado se dejará llevar por la ira y por sus prejuicios racistas, provocando una tragedia que obligará a huir a los nativos.

La puesta en escena tiene el tono de las historias crepusculares del género y unos loables visos de verosimilitud. En este marco es meritorio como, partiendo de un caso singular, exhibe una denuncia contundente sobre la opresión que padecieron los originarios habitantes de las antípodas, despojados de sus tierras y además esclavizados por el hombre blanco; un tema que pocas veces ha merecido la atención cinematográfica.

Las vastas y tórridas localizaciones naturales en las que transcurre el relato juegan un rol determinante a la hora de transmitir las angustiosas sensaciones que padecen los protagonistas cuando intentan escapar de la justicia, a lo cual contribuye la ausencia de música, que constituye un acierto en ese sentido.

Es una lástima que con tan apreciables mimbres, el tempo con el que se desarrollan los acontecimientos resulte irregular, dando la sensación de atascarse en distintos momentos, a lo que también coadyuva el carácter taciturno de los personajes, restando capacidad de impacto a las últimas e inesperadas secuencias.

El reparto al completo rinde a un nivel excelente, tanto en lo que toca a los veteranos conocidos, entre quienes encontramos a Sam Neill y a Bryan Brown, como a los actores no profesionales, Hamilton Morris y Natassia Gorey Furber, que conducen buena parte del film de manera muy convincente.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Peter Rabbit

Siguiendo la estela de ‘Babe’, ‘Garfield’ y ‘Paddington’, da el salto a la gran pantalla el personaje más popular de la ilustradora y escritora británica Beatrix Potter. El resultado es una cinta de entretenimiento puramente infantil, recorrida fundamentalmente por humor blanco, que actualiza las aventuras literarias con toques gamberros, pero algo descompensada: el carisma que tiene el protagonista, bien secundado por sus congéneres, choca con el carácter tontorrón y ridículo de los adultos con quienes se relaciona.

Peter es el conejo más temerario del bucólico Distrito de los Lagos. Con la ayuda de su familia, se pasa los días robando verduras del huerto del señor McGregor, que sueña con darle caza algún día. Por fortuna, cuenta con la protección y el cariño de una pintora amante de los animales. Sin embargo, este panorama cambia para mal cuando llega al florido edén un nuevo propietario dispuesto a acabar con los intrusos.

Entre los puntos fuertes de la película, procede destacar la agilidad narrativa de la que hace gala, salvando, gracias a ese ritmo trepidante, ciertas carencias del guión, que a los pocos minutos deja entrever las intenciones y avanza la senda de lo que será su desarrollo y resolución.

El resto de virtudes de esta producción radica en los apartados técnicos. Cada uno de los habitantes del bosque está tratado con un esmero loable, al punto de que todos se antojan muy reales. Además, la realización se toma licencias muy curiosas: así cuando los Rabbit y sus colegas centran la acción se presentan dotados de las facultades propias de los seres humanos, mientras que si interactúan con los actores se muestran con su apariencia natural. A ello se suman pequeñas secuencias de animación tradicional, completando un repertorio visualmente atractivo.

Junto a las creaciones digitales, en el reparto encontramos a Rose Byrne y Domhnall Gleeson, asumiendo unos roles demasiado estirados, con poca gracia y que caen constantemente en lo grotesco. Por su parte, el veterano Sam Neill tiene una corta participación y cuesta reconocerle.

En la versión en castellano, Dani Rovira, Belén Cuesta y Silvia Abril, entre otros, desarrollan su trabajo como si fueran profesionales del doblaje, aunque este tipo de ganchos publicitarios son innecesarios.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | El pasajero

Quienes hayan visto las anteriores colaboraciones del director español Jaume Collet-Serra con el actor Liam Neeson, se pueden imaginar sin temor a equivocarse lo que depara este estreno. Sigue la estela de ‘Sin identidad’ (2011), ‘Non-Stop (Sin escalas)’ (2014) y ‘Una noche para sobrevivir’ (2015) y aunque no se aparta demasiado de estos títulos, en ningún caso los supera.

Su argumento se antoja familiar y ciertamente predecible: Michael acaba de ser despedido de su trabajo y vuelve a casa abatido en el tren al que sube cada día. Mientras piensa la forma de decírselo a su familia, una desconocida le propone, casi como si fuera un juego, que encuentre a un determinado pasajero. A cambio le ofrece 100.000 dólares, pero lo que no sabe es el riesgo que corre y las fatales consecuencias que pueden sufrir las personas que quiere.

Llama poderosamente la atención la original manera de presentar al protagonista, mediante varias secuencias de sus rutinas diarias en diferentes fechas, con un espléndido montaje, que sirven para mostrarlo como un tipo normal y sin habilidades especiales. Así pues, tiene un arranque afortunado y prometedor, abriendo las mejores expectativas con un loable ejercicio de dirección.

Sin embargo, esa imagen de hombre corriente pronto se transforma en una cortina de humo, cuando pocos instantes después se dan a conocer detalles del pasado de este comercial de los seguros que cambian dicha perspectiva. Ello resulta determinante para sostener el desarrollo de la intriga, especialmente a la hora de intentar hacernos creer las acciones y heroicidades de las que es capaz.

Tampoco faltan momentos completamente inverosímiles y aspectos de la trama que son previsibles desde el principio, además de perder algo de fuelle en los minutos que preceden al desenlace, sin dejar de ser, en una valoración global, un vehículo de evasión aceptable.

El intérprete irlandés, a sus 65 años (el personaje tiene 60), sigue cumpliendo en este tipo de papeles de exigencia física y dando la talla por su carisma. Esta vez el guion deja el mínimo espacio a sus acompañantes, pese a que veamos en el reparto los nombres de Sam Neill, Vera Farmiga, Patrick Wilson y de la española Clara Lago, correctos, sin más, en sus breves intervenciones.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas