Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Steve Buscemi

Crítica | Lean on Pete

Partiendo de la novela homónima de Willy Vlautin, se presenta este film con una bonita y conmovedora historia sobre el tránsito de la adolescencia a la madurez por un camino de duras experiencias. Son muchas las virtudes que atesora la cinta, no obstante, le resta méritos el hecho de alargar el metraje, al excederse en el carácter contemplativo de determinadas secuencias que lastran el conjunto e impiden redondear el resultado.

Al margen de ello, su título es escasamente atractivo, lo que, aun siendo una cuestión de detalle, supone un hándicap de cara a la taquilla a no ser que se conozca la obra que adapta.

Charley, de 15 años, vive humildemente en Portland con su padre, esperando asentarse en la ciudad después de haber estado yendo de un lugar a otro. En el hipódromo local consigue trabajo como cuidador de caballos de carreras de la mano del tramposo Del. Poco a poco se va encariñando con ‘Lean on Pete’, pero cuando el equino deja de ser apto para competir y su dueño decide enviarlo a un matadero de México, se embarca con él en una auténtica odisea de final incierto.

La película, con un guión que prácticamente la estructura en dos actos, funciona bastante bien durante la primera hora, tanto en la introducción del protagonista como de los variopintos personajes con los que se topa y que tienen la perceptible entidad de la que carecen quienes van irrumpiendo en su entorno posteriormente.

Sin embargo, en la segunda mitad, cuando intenta dar énfasis a temas de calado, se muestra irregular, aunque nunca llega a decaer por completo. La soledad, el amor, la amistad y la familia son aspectos que laten en el relato a través de la retahíla de vivencias que marcan el acercamiento del chico al complejo universo de los adultos, donde se topará con buenas y malas personas, para cerrar la aventura de forma muy emotiva y positiva.

Charlie Plummer supera su ya brillante participación en ‘Todo el dinero del mundo’ y resuelve perfectamente un papel difícil, al exigir una transformación que el joven actor desarrolla sin reparos, lo que le valió el reconocimiento y un galardón en el pasado Festival de Venecia. Las escenas que comparte con el siempre notable Steve Buscemi y con Chloë Sevigny son lo mejor de este largometraje; sin obviar las destacadas participaciones de Travis Fimmel y Steve Zahn.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | La Muerte de Stalin

La recreación histórica se funde con la sátira política en esta producción difícil de calificar y en la que se impone un humor negro, cuya referencia más próxima en muchas secuencias sería la de algunos films de los Monty Python; con independencia de que casualmente encontremos en el reparto a uno de sus miembros, Michael Palin.

Nos lleva hasta Moscú en 1953, pocos días antes de la muerte de Stalin, quien sin saber el fatal destino que le aguarda sigue ordenando ejecuciones en masa. La repentina muerte del dictador genera la división y consiguiente lucha de poder entre sus hombres de confianza: unos, continuistas, dispuestos a seguir la línea marcada por el sanguinario tirano y otros partidarios de la renovación y la ruptura con décadas de terrible represión.

Los primeros minutos ya apuntan los patrones de este corrosivo retrato de un episodio crucial para la Unión Soviética. Cada personaje se va presentado con ribetes caricaturescos, al tiempo que se pone de manifiesto un apreciable trabajo de documentación sobre los hechos acaecidos aquellos días, ridiculizados con detalles de pura ficción. Desde esos presupuestos opta por una comicidad contenida, pero continuada; de manera que sin caer en demasiadas exageraciones y controlando los aspectos grotescos, consigue componer un cuadro coral donde ninguna figura tiene desperdicio, aunque algunas se podrían haber explotado todavía mejor en clave de comedia.

Especialmente tronchantes resultan las escenas que siguen al fallecimiento del presidente, tanto en lo que se refiere al pomposo funeral como a la toma de las importantes decisiones del Comité Central del Partido Comunista.

No obstante, llama la atención la forma en que la película deriva a terrenos dramáticos y violentos en los últimos minutos, donde se olvida de introducir gags que oxigenen las tensas situaciones del final y devuelvan la sonrisa completa al espectador; dejando sensaciones encontradas.

Steve Buscemi está fenomenal como Nikita Kruschev pero se reparte el peso de esta cinta con notables veteranos como Jeffrey Tambor y Simon Russell Beale, también excelente encarnando al temible Lavrenti Beria. A ellos se suman en roles secundarios, con participación destacada, Olga Kurylenko, Paddy Considine y Jason Isaacs.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas