Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Taylor Kitsch

Crítica | Héroes en el Infierno

Se podría entender que esta es una película sobre superhéroes anónimos, solo que los protagonistas no tienen poderes sobrenaturales, sino únicamente determinación y el compromiso con su trabajo, la naturaleza y la comunidad de la que forman parte. Con la intención de realzar tan nobles virtudes, el director John Kosinski (‘Tron Legacy’, ‘Oblivion’) rinde homenaje a las brigadas forestales a través de un grupo de valientes de Prescott (Arizona). El resultado es un recomendable largometraje que habla del sacrificio y del sufrimiento, pero también de las relaciones humanas, alcanzando cotas espectaculares y un tono épico en muchos momentos.

Basada en unos hechos reales, ocurridos hace pocos años, nos presenta a un equipo de bomberos acostumbrados a combatir grandes fuegos en las montañas. De entre ellos se centra en el responsable de la unidad y en un joven desnortado, quien tras enterarse de que va a ser padre intentará dejar atrás sus malos hábitos ingresando en el cuerpo, a pesar de su escasa preparación.

Desde el principio hasta el final equilibra el tratamiento de los personajes y de sus entornos familiares, salpicados de notas agridulces, con las diferentes misiones que deben llevar a cabo, donde se juegan el físico.

El guión cuida su vertiente más sosegada y emocional y sin que esa parcela tenga un gran recorrido, le da suficiente entidad al film y sirve para sacar a la luz oportunos dilemas morales. Para ello se apoya en distintos personajes que paulatinamente van ganando peso.

Por otra parte, se vale de impactantes efectos visuales cuando lleva la acción a los incendios. Si bien esos pasajes se antojan justos de alicientes, la admirable labor de los departamentos técnicos permite asimilar estas secuencias a las de auténticas batallas contra un enemigo implacable, lo que se pone especialmente de manifiesto en un desenlace tan absorbente para el espectador como tenso y angustioso.

Acorde con las ambiciones de la producción, cuenta con un reparto de lujo que no defrauda, encabezado por Josh Brolin y Miles Teller (‘Whiplash’), perfectamente secundados por Jennifer Connelly, Taylor Kitsch (‘John Carter’) y Jeff Bridges, quien además de modificar sensiblemente su aspecto, se permite alguna frivolidad musical.

Al estrenarse en esta temporada, cuando la cartelera reúne la atractiva oferta de las cintas premiadas en los Óscar, se ha quedado sin la atención y distribución que merecía.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica: American Assassin

La adaptación cinematográfica de la novela homónima de Vince Flynn, la primera de una saga de gran éxito editorial, depara un thriller de acción tan intenso como tópico, que va de más a menos. Poco o nada sorprenden sus argumentos y la manera de llevarlos a la pantalla, además, en comparación con otros títulos del género, el protagonista no genera mucha empatía.

La secuencia de apertura es la de mayor impacto por su crudeza y realismo; sin duda inspirada por lo ocurrido en Túnez en junio de 2015: en una playa de Ibiza, un comando terrorista irrumpe disparando a los bañistas. Un joven estadounidense, directamente afectado por la tragedia, se obsesionará desde ese momento con vengarse. Su preparación llamará la atención de la CIA y acabará entrando en un grupo de operaciones especiales al que se le encomienda una arriesgada misión.

Como suele ocurrir en estos casos, la historia transcurre por diferentes ciudades del mundo, aunque no se ha recurrido a los habituales espacios emblemáticos y populosos, sino que se diría que intencionadamente se ha optado por todo lo contrario, mermando su potencial visual.

A ello se suma que el relato, tras unos vibrantes compases iniciales, va cayendo en picado a medida que se acerca al nudo de la trama. Desde que los agentes comienzan a actuar para neutralizar sus objetivos, se suceden detalles inverosímiles, diálogos insustanciales y una intriga difícil de asumir tal como está planteada. Peor es aún la caracterización que se hace del malo de turno, cuyas motivaciones resultan absolutamente peregrinas e inconsistentes.

Para rizar el rizo, el tramo final es, en el fondo, previsible y en las formas precipitado y nada convincente, siquiera situándose en el terreno de la ficción absoluta.

Desde luego Dylan O’Brien (‘El corredor del laberinto’) no es un actor suficientemente maduro y carismático para llevar el peso de la película. Michael Keaton salva, con lo justo, su papel de tutor del novato del equipo. Tampoco convencen Saana Lathan ni la actriz de origen iraní Shiva Negar, pero muy por debajo queda aún Taylor Kitsch (‘John Carter’), en un rol mal perfilado desde el guion.

Estamos ante un estreno solo apto para los incondicionales menos exigentes del cine “palomitero”.

Ficha técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas