Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Títulos de Crédito Entradas

Crítica | La mujer que sabía leer

Se busca tanto la delicadeza, el bucolismo y los tonos poéticos que el resultado de esta producción francesa peca de excesivo ensimismamiento, lastrando la narración con un ritmo cansino. Además, pierde la oportunidad de redimirse confiriendo algo de vigor e impacto al desenlace, que se presta a un golpe de efecto; sin embargo termina por no apartarse de la pusilánime impronta que recorre la cinta.

En diciembre de 1851 Napoleón III impone un régimen autoritario con miras a acabar con la Segunda República, al tiempo que reprime a las poblaciones donde se concentran sus opositores. En una pequeña localidad rural, en medio de las montañas, el ejército irrumpe y se lleva a todos los hombres. Las mujeres continúan con los trabajos del campo, hasta que sus rutinas se ven alteradas con la llegada de un apuesto forastero.

La fascinación visual que provocan las cuidadas imágenes del film sirven para transportarnos a unos parajes seductores, de la mano de una cuidada fotografía, a la que la proyección en formato cuadrado (4:3) no aporta ni resta nada. No obstante, tan bellas localizaciones, son insuficientes a la hora de compensar su sosegado tempo narrativo, que enerva los interesantes dilemas morales planteados y los convierte en víctimas de una tediosa exposición, flirteando, en ocasiones, con la ridiculez.

La presencia de este atractivo extraño, de quien desconocemos su pasado, abre la historia a un suspense contenido, tanto en torno a los secretos que parece esconder el personaje, como a las posibles reacciones de sus anfitrionas (basta recordar ‘El seductor’ o su reciente remake). Pero el relato nunca llega a eclosionar, ni a sorprender y conforme avanza el metraje se va desinflando y estancando en clave de drama romántico desangelado cuya resolución sigue esa misma línea. En consecuencia, causa cierta decepción atender a como desaprovecha su presupuesto argumental, inspirado en hechos reales y que indudablemente daba para más.

Sin perjuicio de lo anterior, se debe reconocer la notable interpretación de la joven Pauline Burlet, que apunta prometedoras maneras, ensombreciendo al resto del reparto, que pasa sin pena ni gloria, incluyendo a Alban Lenoir, cuyo escaso carisma es inapropiado si nos atenemos al rol que asume.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | ¿Verdad o reto?

Estamos ante otra de esas mediocridades que denigra el cine de terror juvenil donde, afortunadamente, sin ser lo más habitual, encontramos títulos muy notables. En esta ocasión se recurre a una formula simplona, ya explotada repetidas veces, que presenta argumentos originales únicamente en apariencia (son evidentes las similitudes con ‘Destino final’), aglutinando los ingredientes básicos con el propósito de asegurarse los beneficios en taquilla gracias al incondicional público adolescente.

Un grupo de amigos, durante unas pequeñas vacaciones en México, acaba en una iglesia abandonada en mitad de la nada y allí mismo deciden ponerse a jugar a ‘¿verdad o reto?’, desconociendo que tan atrevida distracción está dominada por un ser demoníaco. A partir de ese momento deberán aceptar los terribles desafíos que les proponga ese ente maligno, ya que en caso contrario morirán.

Lo peor del film no es que desarrolle su premisa siguiendo el manual y sin salirse de los tópicos, sino la burda manera de provocar y concatenar las situaciones que sostienen la trama. Basta leer la sinopsis para intuir la forma chocante y absurda que tiene de escenificar el arranque de la intriga.

No contento con ello, las incongruencias son constantes, a lo que se suma la escasa imaginación volcada en el guion, que abusa de los pocos recursos utilizados y se torna repetitivo. En sintonía con el conjunto, los personajes son, en general, superficiales; la mayoría meros títeres cuyo trágico destino es totalmente previsible.

Ni siquiera los apartados técnicos son dignos de destacar. Los efectos visuales se limitan básicamente a darle cara a la letal amenaza a la que se enfrentan los protagonistas, con un resultado absolutamente grotesco y que termina cansando.

El reparto lo conforman jóvenes y atractivos actores de un perfil tipo ‘Sensación de vivir’ actualizado, como Lucy Hale, Tyler Posey y Violett Beane, todavía sin unos currículum apreciables y si siguen en esta línea será difícil que los tengan. Su participación y la del resto de compañeros es inversamente proporcional a su caché, que no ha de ser demasiado elevado; pero ni tan solo en ese aspecto la película se permite sorprender saltándose los esquemas.

Mucho cuidado con los juegos que eligen, no sea que aparezca un diablillo con malas intenciones y les rete a ver este estreno.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

S02E06: Especial Ron Howard – Versátil Artesano

Con la excusa de su próximo estreno de Solo, la nueva película de Star Wars, dedicamos nuestro nuevo podcast a un director del que nos declaramos admiradores por su  clasicismo y su versatil dirección: Ronny Howard el pelirojo niño prodigio.

Hijo de actores , director y padre de actores ha tocado casi todos los géneros en su carrera, ha visitado gran parte de la la historia norteamericana y siempre ha dado buenos entretenimientos en la pantalla grande. Además de repasar su filmografía, vida y milagros nos detendremos en sus colaboraciones con actores, directores de fotografía y sobre todo músicos.

Sagas de bomberos, fantasias medievales, misiones espaciales, boxeadores imparables, y duelos automovilísticos trufan la carrera de Ron Howard, nuestro director a revindicar. Ponemos aquí su filmografía como director donde seguro econtraréis algún título que os ha gustado.

  • 1977 · Grand Theft Auto
  • 1982 · Night Shift
  • 1984 · 1,2,3 Splash (Splash)
  • 1985 · Cocoon
  • 1986 · Pisa a Fondo (Gung Ho)
  • 1988 · Willow
  • 1989 · Dulce Hogar a Veces (Parenthood)
  • 1991 · Llamaradas (Backdraft)
  • 1992 · Un Horizonte Muy Lejano (Far and Away)
  • 1994 · Detrás de la Noticia (The Paper)
  • 1995 · Apollo 13
  • 1996 · Rescate (Ransom)
  • 1999 · EDtv
  • 2000 · El Grinch (How the Grinch Stole Christmas)
  • 2001 · Una Mente Maravillosa (A Beautifull Mind)
  • 2003 · Desapariciones (The Missing)
  • 2005 · El Luchador (Cinderella Man)
  • 2006 · El Código Da Vinci (The Da Vinci Code)
  • 2008 · El Desafío (Frost/Nixon)
  • 2009 · Ángeles y Demonios (Angels & Demons)
  • 2011 · El Dilema (The Dilemma)
  • 2013 · Rush
  • 2013 · Made in America
  • 2015 · En el Corazón del Mar (In The Heart of the Sea)
  • 2016 · Inferno
  • 2018 · Han Solo: Una historia de Star Wars (Solo)

El equipo completo de Títulos de Crédito con Sergio Almau, Ricardo García, Unai Aizpurua, David Esteban, Paco Dolz y Miguel Casares.

Podéis escucharlo tanto en iVoox con en Itunes.


Colaboradores y agradecimientos:

Tenemos la suerte de contar con estupendos colaboradores a los que agradecer su participación:

David Esteban que tiene dos interesantes cuentas en twitter: @MadAmerican@YentelmanBlog y un fantástico blog: Yentelman. Y que además acaba de escribir un estupendo libro que podéis encontrar aquí: The Big Four

Miguel Casares (@casaresiba) es editor de un gran podcast sobre música de cine Cinemasmusic con extensos programas especiales donde además tiene una sección sobre coleccionismo filmográfico y además presenta y realiza su spinoff La Cara B. Os recomendamos de todo corazón escucharlos.

Paco Dolz mantiene desde hace muchos años la mejor página en castellano sobre musicales que existe: Love4Musicals, además de un gran amigo, es un gran conocedor de cine y de su música. Y además ha creado el maravilloso podcast de Love4Musicals, Cuéntame un musical que no podemos dejar de recomendar.

Deja un Comentario

Crítica | Operación: Huracán

Superficial, tópica y previsible resulta esta americanada que no aporta nada destacable pese a sus abiertas intenciones de ser original, propósito que se queda solo en el planteamiento. El cine de catástrofes y el thriller policíaco se conjugan en una cinta que viene a ser un mix de ‘Juego de ladrones’ y ‘Twister’, con toques de ‘Lo imposible’, agitado a velocidad huracanada, en el que las licencias de la ficción se alejan demasiado de cualquier atisbo de verosimilitud.

Un ciclón de enorme fuerza se acerca a la localidad costera de Gulfport (Alabama), donde el Departamento del Tesoro dispone de unas instalaciones en la que están pendientes de destrucción 600 millones de dólares. Coincidiendo con la llegada del asolador torbellino, las dependencias gubernamentales son atacadas por un grupo de hombres armados que pretenden llevarse el dinero. En medio del caos, una policía federal, intentará impedírselo con la ayuda de un meteorólogo que estaba de paso.

Si bien es cierto que el desarrollo de la intriga no tiene respiro, más allá de los aparatosos efectos especiales, apenas sorprende. El guion se esfuerza en sacar partido a tan atrevida conjunción de géneros y no acierta porque se le va la mano al querer rizar el rizo, con secuencias tan espectaculares como imposibles que llegan a tocar techo en los minutos finales, provocando vergüenza ajena hasta alcanzar su movido y desangelado cierre.

Por otra parte, se busca dotar de entidad y cierta profundidad emocional a los protagonistas desde la introducción, sin embargo, entre tanto ajetreo quedan reducidos a lo básico, es decir, a peones imprescindibles dentro de una trama de manual. Peor parada sale la heterogénea banda de malhechores, auténticamente de tebeo.

Toby Kebbell, el Mesala del infumable remake de ‘Ben-Hur’, y Maggie Grace (‘Venganza’) andan justos de carisma y se limitan a cumplir con papeles que tienen mucha exigencia física. Otro de los rostros destacados es del ya veterano Ben Cross (‘Carros de fuego’), que desacredita su “medallero” con esta intervención.

Rob Cohen (‘A todo gas’, ‘Triple X’), dirige este estreno: expresión vulgar de evasión palomitera “made in Hollywood”, que seguramente arrasará en la pantalla, pero no en las taquillas.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | Mi Familia del Norte

Diez años después del estreno, ‘Bienvenidos al Norte’ (2008) sigue siendo una referencia de la buena comedia francesa. El artífice de aquel éxito, Dany Boon, vuelve a ejercer de actor y director con una fórmula similar, pero en clave coral. El resultado no llega a ser tan tronchante como lo fue su antecesora, aunque tampoco sea completamente desdeñable. Así, junto a golpes de humor inspirados encontramos pasajes insípidos, en un film que convence en su primera hora y va decayendo en el tramo final.

El prestigioso arquitecto y diseñador Valentín D., afincado en París, finge ser huérfano ante los medios de comunicación porque se avergüenza de su familia, unos chatarreros que viven en la región más septentrional del país, cuyos rudos modales no encajan con los selectos ambientes que frecuenta. Sin embargo, verá peligrar la reputación que se ha ganado cuando sus parientes se presenten de improviso en una exposición retrospectiva de sus trabajos.

El guion explota nuevamente el tema del choque de culturas, en sentido amplio, entre urbanitas y pueblerinos, poniendo el énfasis en las distintas maneras de expresarse de unos y otros, llevándolos a situaciones ya abordadas de forma parecida en títulos como ‘La ciudad no es para mí’ (1966) o ‘Rústicos en Dinerolandia’ (1993). En este caso su mejor baza reside en la personalidad dispar que confiere a cada personaje, consiguiendo, dentro del concurrido elenco, dotarlos del gracejo preciso y singular para que el conjunto funcione.

Por otra parte, dado que el desarrollo argumental se sustenta en un conflicto que va enfrentando a diferentes protagonistas, conforme se acerca a la resolución pierde chispa para dar cabida a la vertiente emotiva, apartado que alarga en su escenificación.

De entre quienes acompañan al realizador, que también se luce delante de la cámara desplegando su habitual vis cómica, destacan especialmente Valérie Bonneton (‘No molestar’) y de los veteranos Line Renaud, François Berléand y Pierre Richard (‘En lugar del Sr. Stein’).

Estamos, pues, ante un divertimento irregular, que flojea sensiblemente en los últimos instantes.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario

Crítica | The Wall

La tensión que se respira en este drama bélico es más propia de cualquier cinta de terror. Realizado sin un gran despliegue de medios, consigue el clima asfixiante preciso para mantener en vilo al espectador de principio a fin. Con un argumento sencillo nos aboca a una situación límite que prolonga hasta los últimos minutos, compensando así ciertas carencias de la historia. Su premisa recuerda a ‘Infierno en el Pacífico’ (1968), si bien se desarrolla de manera muy diferente, de hecho aquí el mensaje antibelicista apenas se atisba.

Dos marines quedan atrapados en una zona solitaria del desierto de Irak durante una misión, al ponerse en el punto de vista de un francotirador certero e implacable. La única protección es un endeble muro de ladrillos que separa la vida de la muerte.

Con solo tres personajes y la destreza en la dirección que demuestra Doug Liman (‘El caso Bourne’, ‘Sr. y Sra. Smith’, ‘Al filo del mañana’), la película logra, tras unos instantes iniciales de incertidumbre, destapar una espiral de pequeños y vibrantes acontecimientos que espolean la intriga en sentido ascendente, eludiendo la sensación de estancamiento a que se presta el relato.

La puesta en escena juega a la perfección la baza de que no sepamos de donde proceden exactamente los disparos dirigidos a los soldados estadounidenses. A ello se suma un elemento de marcada incidencia psicológica que evidencia retorcidas intenciones, aunque se acaba abusando de esta circunstancia. No obstante, el guionista parece ser consciente del limitado recorrido de estos recursos y por eso el metraje no se extiende innecesariamente.

Aaron Taylor-Johnson (‘Kick Ass’, ‘Animales nocturnos’) lleva el peso del film con la intensidad suficiente para que sintamos de cerca el miedo y la desesperación.

No es que este título vaya a perdurar en la memoria, pero funciona como vehículo de evasión.

Estamos ante uno de esos casos en que resulta aconsejable obviar el tráiler, pero allá cada cual.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Deja un Comentario
Ir a la barra de herramientas