Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Crítica: Une Vie

La adaptación de la novela de Guy de Maupassant, ‘Une vie’ (título original también del film), se resume en la crónica dolorosa de una vida infeliz, cuya narración cinematográfica parece contagiarse de la propia tristeza de la protagonista, avanzando sin energía, en un tono contemplativo que va creciendo hasta adquirir una languidez excesiva.

Pese a que su propuesta técnica es original tratándose de un relato de época, dado que recurre a una realización de formas muy actuales que le confiere un apreciable tono realista, la melancolía acaba por dominar cada secuencia.

La historia se remonta a la juventud de una dama del siglo XIX que, tras salir del convento donde ha sido instruida, vuelve a la mansión de sus padres. Pronto contrae matrimonio con un hombre de buena posición, cuyas ocultas debilidades la sumirán en una situación desdichada, pero sus desgracias no quedarán ahí.

El guion recurre con diligencia a la elipsis y en ocasiones se basta de pocos detalles para resultar elocuente a la hora de ilustrar lo que quiere contar, sin enfatizar las situaciones y dejando constancia de su dramatismo con sutiles pinceladas visuales. No obstante, este elogiable mérito choca con la incorporación de algunas transiciones que se eternizan, recreándose demasiado en las miradas silenciosas de esta mujer que se va descomponiendo emocionalmente, intentando que sintamos su sufrimiento de cerca, aunque la reiteración en ese punto termina por provocar un cierto distanciamiento y hastío; prácticamente lo mismo se puede decir de sus intermitentes flashbacks.

La dirección recurre a la iluminación natural y evita realzar la pomposidad de los escenarios, aprovechando las localizaciones naturales para obtener imágenes esplendorosas y envolviendo de un halo de verosimilitud este duro retrato intimista, al que, sin embargo, le falta viveza.

Judith Chemla realiza una notable interpretación encarnando a un arquetipo femenino de aquellos tiempos, como esposa y madre sacrificada que soporta con resignación los golpes sentimentales y las imposiciones sociales. A su lado destacan las aportaciones de dos veteranos actores franceses: Jean-Pierre Darrousin y Yolande Moreau.

Ficha técnica en IMDB

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas