Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Críticas: Geostorm

Sabiendo que esta es una película de catástrofes y que su director, Dean Devlin, ha sido guionista y productor de ‘Stargate’, ‘Independence Day’ y ‘Godzilla’, poco más cabría añadir para intuir con certeza lo que nos podemos encontrar. Efectivamente, estamos ante la típica “americanada” que, en este caso, para justificar el desparrame de efectos visuales, echa mano de una intriga de políticos corruptos y de algunas notas de drama familiar.

Gerard ButlerEn un futuro cercano, numerosas naciones de la Tierra han unido esfuerzos para poner en funcionamiento una red de satélites que protege al planeta de grandes desastres naturales; sin embargo, de forma inesperada, comienzan a producirse fallos con consecuencias devastadoras. Ello obliga al ingeniero que creó ese sistema, apartado del proyecto años atrás, a volver a la estación espacial, donde pronto encontrará indicios de un sabotaje que podría empeorar las cosas.

En honor a la verdad, el film funciona con corrección cuando se dedica a ir dando forma a la trama. En esa vertiente de thriller, sostenida por la particular relación entre dos hermanos, mucho tiempo distanciados, la historia reparte la atención entre las pesquisas que lleva a cabo un analista vinculado a la Casa Blanca y los pasos que da el diseñador del complejo dispositivo para averiguar quien está alterando su funcionamiento intencionadamente. Ambos hilos conductores se desarrollan con agilidad y van generando un interés creciente.

No obstante, progresivamente, como era previsible, los fenómenos meteorológicos se desatan con una intensidad extrema en las principales ciudades del mundo y conforme éstos se van multiplicando, el relato pierde fuerza. Así, entra a una velocidad de vértigo en el terreno de lo confuso y lo inverosímil. Hay muchas cosas que están mal explicadas o simplemente es imposible que tengan una justificación mínimamente asumible.

Los personajes pasan prácticamente a ser unos títeres al servicio de los abrumadores recursos infográficos, para rematar con tal pirueta final que provoca vergüenza ajena. Es una lástima que la advertencia inicial, que no debería caer en saco roto, no vuelva a aparecer con la misma significación.

Gerard Butler y Jim Sturgess conducen la cinta sin esfuerzo, mientras que Ed Harris y un estirado Andy García parecen reinterpretar papeles en los que les hemos visto otras veces. Por otro lado, Abbie Cornish cumple cuando toma las riendas en una acelerada secuencia de acción.

Ficha ténica en IMDB

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas