Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Crítica: Coco

El estreno estrella de Disney-Pixar, habitual en la proximidad a las fiestas navideñas, responde plenamente a las expectativas que había generado entre el público infantil. Aunque emparenta directamente con ‘El libro de la vida’, que Guillermo del Toro produjo en 2014 y esto le resta méritos en cuanto a originalidad se refiere, la puesta en escena y el calado de sus mensajes lo compensan sobradamente.

Miguel es un niño con vocación de mariachi, pese a que sus padres y especialmente su abuela se niegan a que se acerque a un instrumento musical. Durante la popular fiesta del Día de los Muertos viajará hasta el inframundo donde conocerá a sus antepasados, pero sobre todo tratará de encontrar a Ernesto de la Cruz, una antigua estrella de la canción que idolatra y a quien sueña con emular algún día.

Desde el principio la película aprovecha perfectamente la cara colorida del folclore mexicano para hacer brillar las imágenes, ya sea en el pueblo donde arranca la acción o al dibujar el populoso universo de los difuntos. A este marco se suma el magnífico repertorio musical que acompaña el desarrollo de la historia, tanto en lo que se refiere a las canciones, incluyendo temas tradicionales, como el resto de la banda sonora, compuesta por Michael Giacchino.

Tales excelencias técnicas, apreciables hasta en los pequeños detalles, sirven incluso para cubrir los escasos baches de una aventura que se mantiene casi siempre en un tono álgido, salpicada de gags y notas cómicas que funcionan. En este apartado se incluyen unas simpáticas caricaturas de Frida Kahlo y Jorge Negrete, amén de guiños a otros personajes conocidos. Por supuesto, como era de esperar, la parte final resulta tan brillante como emotiva y complaciente.

En el fondo, son muy apreciables las lecturas que deja acerca de la importancia y la fuerza de los lazos familiares, además de remarcar que quienes ya no están aquí se mantienen vivos en la memoria de los que les recuerdan. A ello incorpora una visión desmitificada y, paradójicamente, vitalista del más allá.

Este entretenimiento familiar, absolutamente recomendable, constituye también un homenaje a México y a su cultura por parte de la popular factoría de animación.

Ficha técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas