Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Crítica | Deber Cumplido

Desde ‘Los mejores años de nuestra vida’ (1946) a ‘El francotirador’ (2014), pasando por ‘El cazador’ (1978) y unos cuantos títulos más, el cine ha llevado a la pantalla, con argumentos similares, el drama de los soldados que retornan de la guerra. La imposibilidad de superar las secuelas psicológicas causadas por las terribles experiencias vividas y lo difícil que resulta volver a integrarse en la sociedad y llevar una vida normal han servido de hilos conductores a estas películas. Estas referencias son suficientemente ilustrativas para conocer, en líneas generales, lo que depara este estreno, solo que aquí los protagonistas han participado en una contienda reciente y se actualizan las circunstancias.

Basándose en hechos reales, recogidos en el libro ‘Gracias por sus servicios’, obra de David Finkel, nos traslada hasta 2007, cuando tres marines estadounidenses regresan a su país tras haber pasado varios meses en Iraq. Pronto se darán cuenta de las dificultades que supone ese cambio súbito y de lo que les cuesta recuperar sus antiguas rutinas y deshacerse del estrés postraumático derivado de los sangrientos recuerdos que llevan consigo.

En el fondo, no aporta elementos especialmente novedosos a este tipo de historias, pero interpretaciones notables, una factura técnica solvente y la buena realización del film, pese a suponer el debut del director Jason Hall, permiten ofrecernos un trabajo digno, que no pierde el interés en ningún momento.

Cuando amaga con atascarse en idas y venidas a centros de atención a veteranos, la narración se ve espoleada por acontecimientos impactantes, que aun siendo previsibles en algunos casos terminan captando la atención del espectador. Todo ello sin derivar a terrenos conmovedores, dado que el guion está preocupado en concienciarnos de las consecuencias menos visibles de la confrontación y que a la larga, de una forma u otra, siegan tantas vidas como las armas.

Miles Teller (‘Whiplash’) sostiene la cinta asumiendo un rol muy exigente en el que convence, reafirmándose como uno de los actores con mayor proyección de los de su generación. Del resto del reparto merecen ser destacados Beulah Koale, hasta ahora encasillado en la pequeña pantalla y que apunta magníficas maneras y Haley Bennett, cuyas intervenciones aportan la apreciable perspectiva femenina de estas situaciones.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas