Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Crítica | Custodia Compartida

Realista y espeluznante resulta la historia que pone en escena esta magnífica producción francesa, al tocar uno de los muchos sucesos que aparecen cotidianamente en los medios de comunicación vinculados a la violencia de género. El film, que va in crescendo hasta explotar en un final magistral y tremendo, centra su atención en un divorcio traumático, bajo el que se esconde un drama impensable.

Tras romper su matrimonio, Antoine y Miriam se reúnen ante la juez para determinar el régimen de custodia de su hijo menor, de once años. Pronto el niño se convertirá en la victima y arma arrojadiza de sus padres, de cuya relación iremos conociendo los trapos sucios.

La película se toma su tiempo para meter al público en el relato y desde el inicio lo incomoda escenificando el desasosiego que causa la situación en todos los implicados. El resquemor, las mentiras, la manipulación, las acusaciones y la sensación de vacío y ruptura emocional invaden a los personajes, en una representación muy auténtica que va sumando sutilmente otras circunstancias y reacciones.

Es sobresaliente como maneja la tensión contenida, acercándonos fundamentalmente a la frustración del exmarido que se siente desubicado, mostrando sus recovecos psicológicos y tratando desde el resentimiento a quien era su familia hasta hace poco. Además, el guion se guarda un as en la manga del que solo intuimos una mínima parte y que sale a la luz en una resolución tan inesperada y contundente que no puede dejar a nadie indiferente. De esa manera, nos proyecta una realidad que en ocasiones está más cerca de lo que muchas veces parece.

Denis Ménochet realiza un espléndido trabajo que va creciendo, en un rol protagonista difícil, estando siempre a la altura de sus exigencias. Frente a él, cumple igualmente Léa Drucker, con una interpretación coronada con brillantez en los últimos minutos. Ahora bien, sería injusto no señalar la participación del pequeño gran actor Thomas Gioria, que sorprende por su naturalidad, transmitiendo de forma completamente convincente la congoja del papel que asume.

Desde luego no es un divertimento, pero ofrece lecturas que no tienen desperdicio.

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas