Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Crítica | Inmersión

Win Wenders firma este intenso drama romántico, que aúna tintes poéticos e intrigas de incierto desenlace, en lo que es un ejercicio cinematográfico de apreciable plasticidad que nunca decae, apoyado en sus sobresalientes interpretaciones.

En un lujoso hotel de la costa atlántica francesa coinciden una científica que estudia las profundidades marinas y un agente del MI6. Es una estancia de relax antes de acometer sus siguientes trabajos: ella se ha preparado para descender al fondo del océano en un batiscafo y él viajará a Somalia con otra identidad. Los dos se enamoran, pero pocos días después pierden el contacto sin ninguna explicación.

La película afronta simultáneamente distintos ejes argumentales, siempre vinculados y consigue cautivar, tanto por aquello que cuenta como por su puesta en escena. Superada la idílica introducción, planteada desde una perspectiva actual y asumible, la narración se desdobla, manteniéndose en un álgido tono de tensión, sin excluir la parcela sentimental.

Por un lado, plantea un relato, en clave de thriller, donde el espía británico se ve sometido a una situación límite, proyectando las angustiosas sensaciones a que le abocan las circunstancias que ha de soportar. Por otra parte, no descuida el desasosiego psicológico que sufre la joven bioquímica justo cuando está a punto de hacer realidad un sueño que lleva tiempo esperando. En ese marco, donde cualquier resolución es posible, acierta con un final muy apropiado.

Tampoco hay que pasar por alto sus excelencias técnicas, determinantes para conferir un plus de calidad a esta producción europea con participación española. Ello se deja notar especialmente en las imágenes de las bellas localizaciones naturales por donde transcurre, que la fotografía aprovecha para lucirse, y en el lirismo de la melódica banda sonora compuesta por Fernando Velázquez (‘Lo imposible’).

Alicia Vikander se reafirma como la estrella ascendente que es, tal como ha venido demostrando en sus últimos trabajos (‘La chica danesa’, ‘Tomb Raider’) y aquí nos transmite plenamente la desazón de su personaje. Frente a ella James McAvoy (‘Múltiple’) vuelve a hacer gala de su virtuosismo y capacidad de adaptación a cualquier perfil y se luce en un papel exigen

Ficha Técnica en IMDB.

Artículo publicado originalmente en: Críticas de Cine de Eduardo Casanova

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas